Santanyí destina casi un millón y medio de euros en ayudas y subvenciones ante la crisis

Redacción | 14/10/2020

El consistorio de Santanyí impulsará varias medidas para paliar los efectos de la crisis y ayudar a la ciudadanía con los recursos disponibles.

La primera es una línea de ayudas extraordinarias para autónomos, pequeñas y medianas empresas y otros profesionales sujetos al régimen de mutualidad. También se ofrecerán para personas con ingresos derivados del alquiler de corta estancia o alquiler turístico, que también forman parte del tejido productivo del municipio. Estos negocios no han podido cumplir con las expectativas previstas para el año 2020, y se encuentran en un momento de falta de liquidez que afecta a la situación económica de todo el término a corto y largo plazo.

Por esta razón el equipo de gobierno de Santanyí, encabezado por la alcaldesa, María Pons, destinará 1,1 millones de euros a esta nueva línea de ayuda. Según ha explicado la primera edil, "la prioridad absoluta de este ayuntamiento es proteger, preservar y apoyar el tejido productivo del término municipal de Santanyí. Este es el objetivo de esta nueva subvención que persigue compensar, en la medida de lo posible, los daños provocados por la pandemia en piezas fundamentales de nuestra economía. Los autónomos, los negocios y los trabajadores por cuenta propia vinculados de una manera u otra en el sector turístico, no tienen liquidez. Son el motor de nuestro municipio, y si no los ayudamos desde las instituciones públicas no se volverán a poner en marcha".

Así, se está preparando un documento marco para aprobar en los próximos días que refleje cuáles son los requisitos para poder recibir esta ayuda, así como las obligaciones de los beneficiarios. Desde el Ayuntamiento se pretende conseguir que al menos quienes reciban estas ayudas, garanticen su actividad como mínimo durante el año 2021. Así las cuantías podrían ser de entre 2.000 y 10.000 euros en función del número de trabajadores vinculados cada negocio. Pero esta no es la única línea de ayuda a la ciudadanía con la que trabaja el Ayuntamiento de Santanyí. El equipo de gobierno también ha estudiado una rebaja del impuesto de bienes inmuebles para el 2021, en función del presupuesto municipal que se está confeccionando para el próximo año. De esta manera, todos los propietarios del término verían reducida la presión fiscal, y dispondrían de más flexibilidad económica. Tal como ha explicado María Pons "durante el año 2020 nos ha sido imposible modificar impuestos como la contribución o la tasa de recogida de basuras, la ley no nos lo permitía".

La situación provocada por la pandemia es tan extraordinaria que no teníamos prácticamente ningún margen para ajustar durante el ejercicio actual. Ahora ya tenemos claro cómo podemos hacer para el próximo año con el IBI, y seguimos trabajando para continuar aliviando la presión fiscal de los vecinos de Santanyí ".

La reducción de la contribución supondrá que el Ayuntamiento de Santanyí dejará de recaudar dinero, lo que obligará a ajustar aún más los presupuestos del próximo ejercicio. En cualquier caso, el hecho de que el consistorio no los recaude, hará que el dinero queden en manos de las familias que no tendrán que pagar en forma de tasa el año 2021.

Hay que recordar que el pleno del Ayuntamiento de Santanyí ya destinó 420.000 al Departamento de Servicios Sociales al inicio de la crisis provocada por la Covid-19, así como un segundo paquete de medidas que supuso la suspensión de la tasa de ocupación de la vía pública, que se tradujo en dejar de ingresar 260.000 euros. 

También impulsó una línea de subvenciones de 150.000 euros para ayudar a los comercios a la compra de material higiénico y sanitario. Del mismo modo, también se aprobó un reglamento especial para el fraccionamiento y aplazamiento de todos los impuestos municipales en los próximos años.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana