Reforesta logra plantar casi 4.000 árboles en toda España con su iniciativa de educación ambiental 'Regala un Árbol'

EP | 27/12/2020

Foto: EP

Reforesta ha logrado plantar cerca de 4.000 árboles, o lo que es lo mismo, casi 16 hectáreas, con su iniciativa de educación ambiental 'Regala un Árbol' con la que pretenden "ofrecer una experiencia de cuidado directa con la naturaleza" mediante la plantación de árboles autóctonos y así mostrar cómo trabaja el ecosistema, tal y como ha explicado  el fundador y director de Reforesta, Miguel Ángel Ortega.

Esta iniciativa, señala Ortega, es "un buen regalo" para fechas señaladas como las navidades pero matiza que la acción va más allá del regalo y que su objetivo es mostrar que "la naturaleza es algo más emocional que racional". El proyecto, como ha detallado, se basa en una tarjeta regalo con un espacio para incluir una dedicatoria y sirve para acreditar la plantación de un árbol autóctona en un espacio natural protegido.

Las personas a las que se les regala el árbol tienen la opción de acudir al lugar donde se plantará el árbol y hacerlo ellos mismos aunque desde Reforesta también se da la opción de ocuparse de la plantación en caso de no poder acudir, para más tarde enviar a la persona 'propietaria' del árbol una tarjeta con las coordenadas geográficas del mismo.

"Se pone un protector en torno al árbol para protegerlo de los animales y es ahí donde se puede poner una placa biodegradable con el nombre de la persona", ha detallado Ortega, que ha añadido que el precio (19 euros tarjeta electrónica o 20 euros en papel) también incluye el mantenimiento por parte de Reforesta que, a su vez, organiza jornadas de voluntariado de riego para que contribuir al crecimiento de los ejemplares.

Asimismo, Reforesta garantiza el cuidado durante un año de la etiqueta con el nombre de la persona 'propietaria', aparte de dos veranos consecutivos de riego. Sin embargo, otro de los objetivos que buscan es que la gente reflexione sobre sus hábitos de comportamiento con el fin de modificarlos "por el bien de la naturaleza".

Los principales problemas que encuentra Reforesta están relacionados con los fenómenos atmosféricos y los animales, que en ocasiones interfieren en el crecimiento de los árboles, pero el director ha aclarado que, cuando una persona obtiene el regalo, se le explica lo que puede ocurrir.

"Esto es una tarea de constancia, paciencia y de apostar por un resultado a largo plazo. Lo importante es conocer cómo funciona la naturaleza y la gente tiene que entender que su aportación contribuya a recuperar la vegetación y el ecosistema", ha subrayado.

Por el momento, las zonas de plantación donde se lleva a cabo esta iniciativa son la Sierra de Guadarrama (Madrid), el Parque Natural Sant Llorenç del Munt i l'Obac (Barcelona) y La Zubia (Granada). "Lo importante es sumarse al esfuerzo. La tarjeta es una forma de que puedas conocer los trabajos de reforestación y que todos pongamos nuestro grano de arena. Es posible que estos árboles en el futuro sean capaces de producir su propia semilla y de esa manera establecerán una dinámica de recuperación natural de la vegetación", ha destacado.

En la actualidad, debido a la pandemia, Ortega ha reconocido que se han encontrado con algunos problemas en relación con las plantaciones debido a las restricciones pero ha matizado que "a todas las personas que han participado recientemente se les explicado la situación" y, en estos momentos, Reforesta ha dado la oportunidad de esperar unos meses para ver cómo avanza la situación o que sea la propia organización la que plante los árboles.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana