Reabre en el puerto de Palma la exposición sobre la historia de los faros de Baleares

Esther Ballesteros | 13/07/2020

La exposición de Señales Marítimas del faro de Portopí abrirá mañana de nuevo las puertas. Las visitas al público se cancelaron debido a las medidas decretadas bajo el estado de alarma. Las instalaciones, además, se han adaptado a los protocolos sanitarios para prevenir la COVID-19.

La reapertura se llevará a cabo ampliando el horario de visitas hasta seis días a la semana. El objetivo, incentivar entre el público local el conocimiento de los faros de Baleares y sus secretos. Así, la exposición, ubicada en el puerto de Palma, abrirá de lunes a viernes de 10.00 a 15.00 horas y de 16.00 a 19.00. El sábado, el horario es de 10.00 a 15.00 horas. Las visitas deberán realizarse siempre con cita previa a través de las páginas web de www.portsdebalears.com y www.farsdebalears.com.

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) ha adaptado las instalaciones de la exposición de Señales Marítimas del faro de Portopí a los protocolos sanitarios exigidos para evitar la propagación de la COVID-19. Aparte de las medidas habituales, se reducirá el número de visitantes a 10 por cita y se obligará al uso de mascarilla en todo el recorrido.

El faro de Portopí, el tercero más antiguo del mundo

El faro de Portopí es el segundo más antiguo de España en funcionamiento y el tercero del mundo. Según la documentación recopilada por los estudiosos de señalización marítima, su primera referencia aparece en el testamento del Rey Jaime II del año 1300. En él, el monarca encomienda a sus sucesores el cuidado de este faro. Sea como sea, esta céntrica edificación, situada en un extremo del Paseo Marítimo de Palma, constituye todo un símbolo de la ciudad y de la historia de las comunicaciones marítimas de Baleares.

Un punto de inflexión en la historia de los faros y de los fareros lo situamos en la década de los ochenta, cuando la tecnología irrumpe en la dinámica de estas señales marítimas transformando sus usos y su funcionamiento. En ese momento, el director del puerto de Palma era Rafael Soler Gayà quien, con mimo y mucho acierto, tomó la iniciativa -junto a otros fareros- de rescatar y conservar todas aquellas piezas que habían sido retiradas del servicio de alumbrado de las costas por quedar obsoletas.

Una colección completa y valiosa

Ópticas, aparejos, fotografías, archivos, planos… Nacía así la exposición de Portopí, que la APB decidió abrir al público y compartir con la sociedad en 2004. Desde entonces son muchos los grupos y escuelas que han disfrutado de este tesoro patrimonial. Un recorrido por la historia de la señalización marítima, nuestro propio pasado y la peculiar vida de los fareros.

En la actualidad, la APB es reconocida nacional e internacionalmente por el meticuloso cuidado de sus faros. También por el trabajo de recuperación de la historia de los fareros y su legado y por contar con una de las más completas colecciones de material usado para la señalización marítima desde mediados del siglo XIX. Una valiosa colección que vuelve estar al alcance de la sociedad mallorquina y de todos aquellos visitantes que quieran sumergirse en el apasionante y enigmático mundo de los faros.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana