Migrantes etíopes describen "infernales" condiciones de detención en Arabia Saudí

Redacción | 02/10/2020

EP

Los migrantes etíopes expulsados por la guerra de Yemen a Arabia Saudí están padeciendo "infernales" condiciones de detención en el reino árabe, donde son apaleados, electrocutados, se ven privados de alimentos, y viven hacinados las 24 horas del día en celdas, en las que se ven obligados a hacer sus necesidades encadenados de dos en dos, según un informe de Amnistía Internacional.

Además, la ONG ha documentado las muertes de tres adultos detenidos y dos intentos de suicidio a partir de las declaraciones de testigos presenciales, mientras que otros compañeros de celda informaron de al menos cuatro muertes más, si bien no han podido ser corroborados de manera independiente.

No obstante, Amnistía avisa de que la prevalencia de enfermedades y la falta de alimentos, agua y atención médica podrían ocasionar que el número real de muertes acabe siendo mucho mayor.

Estos migrantes trabajaban en la vecina Yemen hasta que la guerra les obligó a abandonar el país. En teoría, todos ellos están a la espera de un proceso de repatriación que se está eternizando, en parte por el impacto de la pandemia de coronavirus. El Gobierno etíope, en un comunicado emitido prácticamente al mismo tiempo que la aparición del informe, ha agradecido al reino saudí su colaboración pero confía en que investigue, como pide la propia ONG, estos abusos.

NIÑOS Y EMBARAZADAS

Amnistía Internacional ha obtenido esta información a partir de entrevistas a doce migrantes detenidos gracias a una aplicación de mensajería que usaron para conversar entre el 24 de junio y el 31 de julio.

"Mujeres embarazadas, bebés y niños pequeños están retenidos en las mismas condiciones espantosas, y tres detenidos dicen conocer de niños que habían muerto", ha avisado la investigadora y asesora sobre derechos de refugiados y migrantes de Amnistía Internacional, Marie Forestier.

La organización ha responsabilizado además a la insurgencia huthi de Yemen de expulsar a los migrantes del país, que se vieron obligados a cruzar la frontera con el reino árabe "bajo el fuego", dados los enfrentamientos entre los rebeldes y la coalición internacional que lidera precisamente Arabia Saudí.

Ya en Arabia Saudí, los migrantes fueron detenidos por las fuerzas de seguridad saudíes, que les confiscaron sus pertenencias y, en algunos casos, les golpearon. Luego, la mayoría fueron trasladados al centro de detención de Al Dayer. Desde allí, la mayoría fueron trasladados a la prisión central de Jizan y luego a las prisiones de Yedá y La Meca.

Las condiciones son especialmente espantosas, según la ONG, en el centro de Al Dayer y la prisión central de Jizan, donde los detenidos informaron que compartían celdas con una media de 350 personas. El laboratorio de investigación de imágenes por satélite de Amnistía ha verificado videos que respaldan estas afirmaciones.

"Es un infierno, nunca había visto algo así en mi vida. No hay baños. Orinamos en el suelo, cerca de donde dormimos. A veces teníamos que caminar sobre las manchas de orina", ha lamentado uno de los detenidos, Zenebe, de 26 años.

Otro de los detenidos, Freweyni, de 25 años, describió la muerte de un niño de 15 años en Al Dayer: "Estaba durmiendo en el suelo, cubierto de ropa. Estaba muy débil. Orinó mientras dormía. Un niño lo estaba cuidando. Gritamos y los guardias entraron para llevárselo. Cuatro días después, vi a este niño tirado en el suelo afuera. Él estaba muerto. Vi otro cuerpo a su lado", ha lamentado.

Amnistía Internacional no tiene conocimiento de que existan instalaciones de salud mental en los centros de detención. Muchos detenidos están traumatizados no solo por su detención, sino por las terribles experiencias de sus viajes por Yemen. Según la Organización Internacional para las Migraciones, aproximadamente 2.000 etíopes permanecen varados en el lado yemení de la frontera, sin comida, agua ni atención médica.

Amnistía Internacional pide a las autoridades saudíes que liberen de inmediato a todos los detenidos, dando prioridad a los más vulnerables, incluidos los niños.

"Al mismo tiempo", ha añadido Forestier, "deben mejorar de forma inmediata y significativa las condiciones de detención, poner fin a la tortura y otros malos tratos y garantizar que los detenidos tengan acceso a alimentos, agua, saneamiento, atención médica, alojamiento y ropa adecuados. También debe haber una investigación sobre las denuncias de abuso, y los responsables deben rendir cuentas", ha concluido.

ETIOPÍA, "AGRADECIDA", PIDE UNA INVESTIGACIÓN

Por su parte, el Gobierno etíope ha transmitido oficialmente su agradecimiento a las autoridades saudíes por permitir la entrada de migrantes en su territorio.

"Agradecemos su comprensión y su paciencia", ha manifestado el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

Sin embargo, el Gobierno etíope ha tomado nota del informe de Amnistía y ha expresado su confianza "en que las cuestiones sobre Derechos Humanos, que han puesto de manifiesto muchos informes, sean abordadas como corresponde".

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana