MÉS per Llucmajor pide homenajear al último equipo de gobierno municipal de la Segunda República

Redacción | 23/10/2020

Equipo de gobierno municipal de Llucmajor durante la II República

MÉS per Llucmajor ha presentado una propuesta mediante la que reclama que el Ayuntamiento de Llucmajor rinda homenaje al último equipo de gobierno municipal republicano con la instalación de una placa en el consistorio.

La formación ha solicitado que ésta placa reconozca a los miembros del equipo de gobierno durante la Segunda República que fueron asesinados o represaliados durante los años siguientes, así como a todos los ciudadanos "que dieron la vida o sufrieron represalias por la libertad y la democracia".

Además de la instalación de la placa, MÉS ha pedido que el Ayuntamiento de Llucmajor realice una publicación que incluya textos explicativos, biografía, fotografías y otro material que se considere relevante.

En su escrito, que será elevado en el pleno ordinario del mes de octubre, la formación argumenta que "es un acto de justicia con las personas que sufrieron el drama de la Guerra Civil, la expulsión del consistorio y los cargos de responsabilidad de los que fueron elegidos para defender la democracia".

"Es necesario recordar que sobre ninguno de ellos existió ningún delito y que el motivo de su persecución fue únicamente su afiliación política", señala el texto.

Según MÉS per Llucmajor, cuando se produjo el golpe de estado en 1936, "el equipo de gobierno municipal de Llucmajor estaba constituido por Bartomeu Sastre Garau, como alcalde, y Miquel Monserrat Paredes, Julià Lladó, Joan Pau Mut y Joan Miquel como tenientes de alcaldía".

"Este equipo de gobierno surge de las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 y de la posterior proclamación de la II República. Debemos destacar que la proclamación de ésta se hizo de forma pacífica y el traspaso de poder a las nuevas autoridades republicanas se hizo en un clima de normalidad, donde Sastre fue elegido por unanimidad", han explicado desde MÉS.

En el documento, que será debatido en el pleno, MÉS concluye que "más allá de la represión que sufrieron, es un deber de las instituciones democráticas reconocer su labor en el intento de modernización del municipio por el consistorio republicano".

En este sentido, aporta como ejemplos "la mejora de las infraestructuras educativas y sanitarias del pueblo con el inicio de los trámites para construir un nuevo centro escolar de Llucmajor y el proyecto de una Casa de Socors Municipal".

Por último, la formación ecosoberanista ha recordado algunas de las iniciativas realizadas en el municipio para recuperar la memoria y la justicia democrática, como "la retirada de símbolos fascistas de la plaza de la Reina Maria Cristina de s'Arenal o de la fachada de la iglesia de Llucmajor".

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana