Mañana llegan más de 5.000 dosis de la vacuna contra el coronavirus a Baleares

Redacción | 29/12/2020

EFE

Salud iniciará mañana de manera paralela en Mallorca, Menorca e Ibiza la vacunación contra la COVID. Así lo ha decidido el equipo coordinador de la vacunación una vez el Ministerio de Salud y Consumo ha informado a primera hora de la mañana que los envíos previstos de la vacuna de Pfizer/BioNtech llegarán este mediodía en Mallorca.

Según informó el Ministerio, los aviones transportan más de 350.000 dosis que se debían haber entregado el pasado lunes, pero que se retrasó por un problema logístico de la compañía.

Este primer envío constará de 5.850 dosis, de las cuales 975 irán a Menorca y 975 en Ibiza. La compañía Pfizer suministrará semanalmente el mismo número de dosis hasta llegar a las 73.123 vacunas en el primer trimestre del año.

Será el Servicio de Salud, mediante las aeronaves del SAMU 061, quien llevará las cajas de vacunas refrigeradas en Menorca e Ibiza para poder comenzar mañana la vacunación a las tres islas.

Así pues, mañana se iniciará la vacunación masiva en las residencias. En total, está previsto que se llevará a cabo en 25 de las 57 residencias de las islas: 17 en Mallorca 17; 7 en Menorca y 1 en Ibiza. Este retraso de un día en el inicio de la vacunación no afectará el calendario de vacunación general, dado que entre la primera y la segunda dosis deben transcurrir tres semanas.

En Mallorca mañana se vacunarán 1.063 usuarios y 643 profesionales; en Menorca, 275 usuarios y 265 profesionales, y en Ibiza, 979 residentes y 25 profesionales.

La vacunación contra la COVID se inició de manera simbólica el pasado domingo en la residencia Oms - San Miguel de Palma, donde se vacunaron 73 usuarios y 172 profesionales.

El Servicio de Salud ha formado un total de 150 profesionales de atención primaria y del Servicio de Prevención y Riesgos Laborales del Servicio de Salud para llevar a cabo la vacunación en todas las islas. En total, dentro del primer trimestre del año, se espera vacunar 60.000 personas de los colectivos más vulnerables o expuestos. Se administrarán dos dosis por persona con un periodo de diferencia de tres semanas.

Se prevé que las primeras personas a vacunarse sean las más vulnerables, como los usuarios de las residencias de ancianos y los profesionales que trabajan. Después se vacunará los sanitarios de los servicios de atención a pacientes con COVID.

Los equipos de vacunación de atención primaria se desplazarán al menos en dos ocasiones para vacunar tanto usuarios como profesionales. Cada persona vacunada recibirá un acuse de vacunación en el que constará la dosis, la fecha, el lote y la fecha de la segunda dosis, así como una referencia en el portal NotificaRAM para declarar posibles efectos adversos.

La priorización de residencias se basará principalmente en la ausencia de un brote activo, así como en el historial de brotes, y se empezará preferiblemente por las residencias en las que menos personas hayan pasado la enfermedad y, por tanto, no hayan generado anticuerpos.

La priorización está marcada también por otros criterios, como la nula o baja capacidad para manejar el brote, sumado a residencias grandes con grandes dependientes y sin nivel de inmunidad. Se calcula que en dos semanas la primera dosis de vacuna en residencias podría estar completada en la mayor parte.

La vacunación de los trabajadores sanitarios que el Ministerio ha definido como de primera línea se llevará a cabo de manera simultánea en el Servicio de Salud y en los ámbitos concertado y privado.

Los trabajadores del Servicio serán vacunados por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, mientras que los del ámbito concertado y privado serán vacunados por equipos de atención primaria en puntos específicos.

En total, la vacunación de usuarios y profesionales de residencias incluye una población de aproximadamente 12.000 personas. El resto de profesionales sanitarios comprenderá aproximadamente 20.000 personas más.

La vacuna será trasladada a las diferentes islas en cajas ya refrigeradas a una temperatura de -80⁰C. Estas cajas refrigeradas tienen un periodo de descongelación de aproximadamente seis horas. Las vacunas llegan agrupadas en viales, cada uno de los cuales tiene cinco dosis.

Cabe recordar que el Servicio de Salud ha invertido 229.022 euros en la adquisición de 15 ultracongeladores que permitirán mantener las vacunas a -86⁰C y que irán destinados a hospitales y centros de salud: en Mallorca, 10; en Menorca, 2, y en Ibiza y Formentera, 3. Además, se han comprado 15 congeladores de -20⁰C por un valor de 53.468 euros y ya se dispone del material fungible para cargar y administrar un millón de dosis.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana