Los conductores de la EMT, "abandonados a su suerte" frente al coronavirus

Esther Ballesteros | 14/03/2020

"Estamos abandonados a nuestra suerte". Es la situación que conductores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) denuncian estar atravesando ante la alerta sanitaria por el coronavirus. Según aseguran, hay una "total dejadez" por parte de la dirección de la empresa ante la pandemia.

Mientras el Ayuntamiento de Palma ha anunciado cierres y otras medidas para evitar la propagación del brote, los trabajadores de la EMT circulan sin que sus superiores les hayan proporcionado gel desinfectante, guantes o mascarillas.

En declaraciones a Crónica Balear, uno de los conductores del ente municipal afirma que todo el material del que hacen uso en los autobuses "es nuestro, y no todos lo llevamos porque está agotado".

Preocupado por las circunstancias a las que se enfrentan, el conductor lamenta que tampoco cuentan con suficientes mamparas que protejan de posibles contagios por coronavirus tanto a los usuarios como a ellos mismos, a pesar de que "la gente hace trasbordos continuamente". Una situación que se torna aún más crítica en el caso de los autobuses con destino Son Espases o aeropuerto.

Actuación de la EMT frente al coronavirus

Mientras tanto, el comité de empresa de la EMT les ha facilitado un comunicado con los puntos acordados tras el encuentro mantenido este viernes entre el Comité de Salud Laboral y los delegados. El escrito alude a un protocolo de actuación que la misma tarde de la reunión la empresa tenía previsto poner en marcha.

Sin embargo, el conductor lamenta que nada de esto "ha sucedido ni va a suceder", porque en lugar de dar luz verde al protocolo contra el coronavirus, desde la empresa municipal "están haciendo entrevistas a 140 nuevos conductores, sin la presencia de los dos representantes de los trabajadores y sin ocuparse de la emergencia sanitaria que tenemos encima".

De acuerdo al documento, entre las medidas adoptadas se contempla "que se entregue a todos los trabajadores/as un bote de gel desinfectante". No obstante, el comunicado advierte de que, aunque la EMT "ha manifestado que está pedido, no sabe cuándo llegarán". El escrito añade que "también se entregarán a los conductores y a los trabajadores/as de atención al cliente toallitas desinfectantes".

Asimismo, de acuerdo a la nota, se estudiará en los próximos días, "según la evolución de la pandemia, el no cobrar en metálico". Al respecto, el conductor recrimina que "tenemos que seguir cobrando en metálico cuando en otras Comunidades ya han cancelado esto y la gente sube y baja por las puertas de atrás".

Desinfecciones "deficientes"

En relación con la limpieza de los autobuses, el trabajador también muestra su intranquilidad. "Estamos en un espacio pequeño con mucha gente y las desinfecciones que hacen por la noche son deficientes". Asegura que, en el caso del lugar ocupado por los conductores, no se limpia ni el espacio ni los mandos como el volante.

"Nadie de arriba nos ha dado ninguna instrucción", recalca, indignado. Según señala, cada conductor traslada a una media de 600 personas por turno. "Luego nos juntamos en el bus de personal y puede ser eso una fiesta".

Tras calificar de "surrealista" la situación, considera que "lo que no puede ser tampoco es que los trabajadores de atención al público puedan protegerse dando sólo citas previas y manteniendo una distancia de seguridad y los inspectores ya no salgan a la calle. ¿Y los conductores qué somos? ¿Trabajadores de tercera categoría?".

En este contexto, y a la espera de que los sindicatos informen este sábado a los empleados de la EMT de sus derechos y de que la empresa mueva sus fichas, los conductores lo tienen claro: quieren medidas efectivas. "Los trabajadores estamos dispuestos a trabajar pero con las medidas de seguridad suficientes para no contagiarnos y propagar el virus por toda la población", sentencia el conductor.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana