Los antepasados del tiburón pudieron tener huesos antes que cartílagos

Europa Press | 08/09/2020

Se pensaba que los esqueletos no óseos de los tiburones eran el patrón previo a que evolucionaran los esqueletos internos óseos, pero un nuevo descubrimiento fósil sugiere lo contrario.

El descubrimiento de un fósil de pez de 410 millones de años con un cráneo óseo sugiere que los esqueletos más ligeros de los tiburones pueden haber evolucionado a partir de ancestros óseos, y no al revés.

Los tiburones tienen esqueletos hechos de cartílago, que es aproximadamente la mitad de la densidad del hueso. Se sabe que los esqueletos cartilaginosos evolucionan antes que los óseos, pero se pensaba que los tiburones se separaban de otros animales en el árbol evolutivo antes de que esto sucediera; manteniendo sus esqueletos cartilaginosos mientras que otros peces, y eventualmente nosotros, desarrollamos huesos.

Ahora, un equipo internacional dirigido por el Imperial College de Londres, el Natural History Museum e investigadores de Mongolia han descubierto un fósil de pez con un cráneo óseo que es primo antiguo tanto de tiburones como de animales con esqueletos óseos. Esto podría sugerir que los antepasados de los tiburones primero desarrollaron hueso y luego lo perdieron nuevamente, en lugar de mantener su estado cartilaginoso inicial durante más de 400 millones de años.

El equipo publicó sus hallazgos en Nature Ecology & Evolution.

El investigador principal, el doctor Martin Brazeau, del Departamento de Ciencias de la Vida en Imperial, dijo en un comunicado: “Fue un descubrimiento muy inesperado. La sabiduría convencional dice que un esqueleto interno óseo fue una innovación única del linaje que se separó del ancestro de los tiburones hace más de 400 millones de años, pero aquí hay una clara evidencia del esqueleto interno óseo en un primo de ambos tiburones y, en última instancia, de nosotros”.

La mayoría de los primeros fósiles de peces se han descubierto en Europa, Australia y Estados Unidos, pero en los últimos años se han realizado nuevos hallazgos en China y América del Sur. El equipo decidió excavar en Mongolia, donde hay rocas de la edad adecuada que no se han buscado antes.

Descubrieron el cráneo parcial, incluido el caso del cerebro, de un pez de 410 millones de años. Es una nueva especie, a la que llamaron Minjinia turgenensis, y pertenece a un amplio grupo de peces llamados “placodermos”, de los cuales evolucionaron los tiburones y todos los demás “vertebrados con mandíbulas”, animales con columna vertebral y mandíbulas móviles.

Esqueletos hechos de cartílago

Cuando nos desarrollamos como fetos, los humanos y los vertebrados óseos tienen esqueletos hechos de cartílago, como los tiburones, pero una etapa clave de nuestro desarrollo es cuando este es reemplazado por hueso “endocondral”, el hueso duro que forma nuestro esqueleto después del nacimiento.

Anteriormente, no se había encontrado placodermo con hueso endocondral, pero los fragmentos de cráneo de M. turgenensis eran “endocondrales de pared a pared”. Si bien el equipo tiene cuidado de no interpretar en exceso a partir de una sola muestra, tienen mucho otro material recolectado de Mongolia para clasificar y quizás encontrar peces óseos tempranos similares.

Si más evidencia respalda una evolución temprana del hueso endocondral, podría apuntar a una historia más interesante para la evolución de los tiburones.

El doctor Brazeau dijo: “Si los tiburones tuvieran esqueletos óseos y lo perdieran, podría ser una adaptación evolutiva. Los tiburones no tienen vejigas natatorias, que evolucionaron más tarde en peces óseos, pero un esqueleto más ligero les habría ayudado a tener más movilidad en el agua y nadar a diferentes profundidades.

“Esto puede ser lo que ayudó a los tiburones a ser una de las primeras especies de peces del mundo, extendiéndose a los océanos de todo el mundo hace 400 millones de años”.

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.

Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana