"Lo peor es la tortura psicológica de no saber si tengo o no el coronavirus"

Marina J Ramos | 26/03/2020

"Lo peor es la tortura psicológica de no saber si tengo o no el coronavirus", cuenta Elena Acebo, una vecina de Palma. Lleva casi una semana con fiebre, ardor al respirar y dolor muscular. Un médico del 061 le confirmó que sus síntomas eran compatibles con el Covid-19, pero le dijo que no le podía hacer la prueba, "porque no hay test". "Lo que me parte el alma es no poder abrazar a mis hijos".

"Hace más de 6 días que estoy con fiebre, dolor de garganta y malestar muscular. Al tercer día de encontrarme así, llamé al 061. Allí me empezaron a pedir que llamase a otros números", explica Elena a Crónica Balear. Al final, tras las evasivas recibidas, decidió dejarlo pasar.

"Dos días después de llamar, me desperté y no podía casi ni respirar. Mi pareja volvió a llamar al 061 y mandaron a un médico. Me revisó y me confirmó que tenía síntomas de coronavirus, pero me dijo que no me podían hacer la prueba, porque no hay test. Me dijo que lo único que podía hacer era aislarme en mi casa", relata Elena. "Tengo tres hijos, dos de 11 años, alérgicos, y uno de 17, asmático. Mi mayor miedo es haberles contagiado el virus".

Esa misma tarde, Elena siguió empeorando. Llamó de nuevo a los teléfonos habilitados para consultas de coronavirus y le recomendaron que se dirigiese al PAC. "Fui sola, como pude. Allí, una doctora me dijo que estaba bien. Me recomendó tomar paracetamol y mucha agua y me dijo que me llamaría para seguir mi caso".

Por la noche, al encontrarse todavía peor, decidió acudir al Hospital Son Llàtzer. Le hicieron una radiografía en los pulmones, pero no le practicaron la prueba del coronavirus. "Me dijeron que tampoco tenían test para hacer la prueba, que no tenían pruebas ni para ellos. Y me mandaron otra vez para casa", explica Elena.

Asegura que lo peor es la impotencia y la tortura psicológica de no saber si tiene el virus o no y el miedo a contagiárselo a sus niños. "Lo que me parte el alma es no poder abrazar a mis hijos", escribe Elena a Crónica Balear desde su casa, para denunciar la situación que vive. "Parece que para algunos hay test para hacer pruebas y para otros no", apostilla.

La doctora del PAC la llamó dos días después para saber cómo evolucionaba. "Hoy sigo con tos, escalofríos y con ardor al respirar, aunque me ha bajado la fiebre. Lo que espero es ir mejorando poco a poco y que mis hijos no enfermen", finaliza Elena, que, ante la desesperanza ante la falta de respuestas, ha colgado un vídeo en sus redes sociales, en el que denuncia la falta de test y la incertidumbre, psicológica y sanitaria, que ello conlleva.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana