Las ayudas de comedor de Baleares llegarán a 265 alumnos menos que el año pasado

Redacción | 03/12/2020

Las ayudas de comedor del Govern balear para este curso 2020-21 llegarán a 5.973 beneficiarios, un total de 265 alumnos menos que el curso pasado cuando se dieron a 6.238 personas.

El conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, acompañado de la directora general de Primera Infancia, Innovación y Comunidad Educativa, Amanda Fernández, ha presentado este jueves los aspectos más destacados de la convocatoria de ayudas de comedor para el curso 2020-21, una vez resuelta de manera definitiva.

En una nota de prensa, la Conselleria ha destacado que del total de alumnos beneficiados, 2.547 serán alumnos de centros concertados y 3.426 de centros públicos. Además, 5.936 son por motivos socioeconómicos y 37 de transporte.

En cuanto al número de solicitudes, esta convocatoria ha habido 8.294, 2.705 menos que el curso pasado. La Conselleria ha destacado que del total de solicitudes, 8.148 corresponden a ayudas por motivos socioeconómicos y 146 corresponden a ayudas por motivos de transporte.

Por islas, en Mallorca llegarán 5.377 ayudas en frente a las 5.472 del curso pasado, en Menorca 321 (474 del año pasado), en Ibiza 253 (278 del pasado curso) y en Formentera 22.

Este año, por primera vez, todas las solicitudes admitidas han estado beneficiarias, es decir, los 5.973 alumnos que han sido admitidos recibirán ayuda. Además, del total de beneficiarios, más de la mitad, 3.322 recibirán el importe de ayuda más alta, que corresponde a 880 euros.

Actualmente, en Baleares hay 185 centros públicos con servicio de comedor, de los cuales 149 están en Mallorca, 13 en Menorca y 23 en Ibiza y Formentera.

Según Educación, las ayudas de comedor tienen por objeto "otorgar ayudas a los alumnos que por la situación económica familiar, por circunstancias sociofamiliares desfavorables o bien por dificultades de desplazamiento en el centro escolar tengan más dificultades para afrontar el pago de este servicio".

Estas ayudas se dirigen a alumnado de centros públicos, concertados y de centros de primer ciclo de educación infantil de la red pública o de la complementaria que sean usuarios del servicio de comedor el curso 2020-21.

Desde la Conselleria han confirmado que "la necesidad de garantizar" el servicio de comedor durante el curso escolar y ampliar las becas para llegar al máximo de alumnado vulnerable ha sido "una prioridad" para el Govern en un momento complicado como el que se está viviendo debido a la pandemia.

"Ya durante el confinamiento se mantuvieron las ayudas a las familias beneficiarias a través de tarjetas prepago por una inversión total de 2.150.370 euros desde el 16 de marzo hasta día 14 de junio de 2019", han subrayado.

Además, el curso 2020-21 se invertirá un total de 1.240.000 euros para garantizar que los centros puedan contar con monitores de comedor adicionales y, además, compensar la bajada del número de comensales. De este modo, se intenta garantizar el servicio de comedor.

MÁS INVERSIÓN

Educación ha confirmado que este año se ha tenido "muy en cuenta la especial situación socioeconómica que se vivirá" por parte de muchas familias en Baleares.

Por eso se hizo la previsión de ampliar la dotación de las becas hasta los 7 millones de euros (el curso pasado fue de 3,5 millones). Finalmente, la bajada de solicitudes, 2.705 menos que el curso pasado, ha hecho que a pesar de aumentar el importe de las ayudas y garantizar que todos los admitidos tienen ayuda de comedor, se haya invertido un total de 4.281.642 euros.

Por otro lado, este año se ha hecho necesario incorporar criterios que contemplen la situación de las familias en el momento de la convocatoria y por tanto, se propone un baremo que pueda dar respuesta a las situaciones de vulnerabilidad de manera fiable.

Así, mientras en las convocatorias pasadas se tenía en cuenta la renta del año anterior al de la solicitud de la beca, este año se ha podido optar por esta vía o por una nueva que es la de acreditar tener una situación laboral transitoria como única fuente de ingresos en el momento de la solicitud.

Por otro lado, también se ha previsto que si por circunstancias sobrevenidas se suspenden las clases o el servicio de comedor, el centro tiene que transferir la cuantía diaria pertinente de los días de suspensión del servicio a la cuenta bancaria facilitada por la familia.

Las principales novedades de la convocatoria de 2020-21, según la Conselleria, es que las ayudas distinguen entre beneficiarios directos --alumnado en acogida, familia víctima de violencia de género y alumnos refugiados-- y el beneficiarios por baremo, que tienen que cumplir uno de los dos requisitos requeridos.

Primero, tener una renta total familiar no superior a la que determina la mesa calculada a partir de la IPREM y, segundo, acreditar tener una situación laboral transitoria como única fuente de ingresos en el momento de la solicitud.

BENEFICIARIOS DIRECTOS

La Conselleria también ha informado de las cuantías de los beneficiaros. El 80% del coste medio del comedor son 880 euros. Por motivos socioeconómicos, con 20 o más puntos, el 80% del coste medio del comedor (880 euros); con 15 a 19 puntos, el 70% del coste medio del comedor (770 euros); con 10 a 14 puntos, el 50% del coste medio del comedor (550 euros) y con 5 a 9 puntos, el 25% del coste medio del comedor (275 euros).

Además, por motivos de desplazamiento, con 10 a 18 puntos, el 50% del coste medio del comedor (550 euros) y con 5 a 10 puntos, el 25% del coste medio del comedor (275 euros).

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana