La pena que invade la vida de Gustavo González en estos momentos

EP | 11/10/2020

EUROPA PRESS

Gustavo González tiene un sabor agridulce desde que se celebró el bautizo de su hija Mía porque sus hijos mayores no han estado presentes. Aunque no ha sido una ceremonia religiosa, ha sido un acto muy emotivo al que no acudieron ninguno de sus hijos. Algo que ha entristecido al colaborador de televisión porque como bien sabemos, lleva luchando durante muchos meses por tener una buena relación con éstos.

"En la ceremonia estuvieron muy presentes porque fueron nombrados y recordados y yo, lógicamente, me emocioné. Hay que dar tiempo, yo hice las cosas muy mal, hice un daño que espero que vaya remitiendo" nos ha confesado Gustavo González. Y es que en estas palabras vemos el dolor que siente como padre, de no poder juntar a todos sus seres queridos en un día tan especial como el bautizo de su hija.

Otra de las cosas que nos ha llamado la atención es que Gustavo nos ha confesado que ninguno de sus compañeros le ha dado la enhorabuena: "No, pero no pasa nada, en esa ceremonia estuvo, la gente que bueno, dentro de las circunstancias, porque teníamos que ser muy pocos familiares y pocos amigos". Eso sí, confiesa que no lo ha echado de menos: "No, porque de la gente que me quiere si he tenido ese mensaje, son compañeros, se que alguno me tiene mucho afecto y también he aprendido a aceptar y a querer de esta manera".

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana