La ONU expresa su "grave preocupación" por la represión de las protestas contra las autoridades orientales

Europa Press | 14/09/2020

DPA

Naciones Unidas ha expresado su "grave preocupación" por la represión de las protestas registradas el domingo en la ciudad de Al Marj contra las autoridades asentadas en el este de Libia, que se habían saldado con la muerte de un civil y otros tres heridos.

La Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha pedido una investigación "inmediata y exhaustiva" ante el posible excesivo uso de la fuerza durante las manifestaciones y ha exigido la "rápida liberación" de los "detenidos de forma arbitraria".

"La UNSMIL recuerda a todas las partes en Libia que el derecho de asamblea y la libertad de expresión son Derechos Humanos fundamentales y recaen bajo las obligaciones de Libia bajo el Derecho Humanitario", ha manifestado en su comunicado.

Por otra parte, ha sostenido que "estas manifestaciones y otras registradas últimamente en otras partes de Libia están motivadas por las profunda frustración sobre las malas condiciones de vida, los cortes de electricidad y agua, la corrupción rampante, la mala gobernanza y la falta de servicios en todo el país".

La UNSMIL ha manifestado además que "subrayan la urgente necesidad de poner fin al bloqueo petrolero y volver a un proceso político inclusivo que satisfaga las aspiraciones del pueblo libio a un gobierno representativo, dignidad y paz".

Las protestas de los últimos días en el este de Libia han provocado la dimisión del primer ministro del Gobierno asentado en Tobruk, Abdulá al Zani, si bien el Ejecutivo permanece en funciones hasta que el Parlamento se pronuncie sobre su decisión.

Durante la jornada del sábado hubo movilizaciones en Benghazi, la ciudad más importante del este de Libia que controla Jalifa Haftar, que lidera las fuerzas armadas leales a las autoridades orientales, pero también se han producido protestas en Trípoli, la capital del país y sede del Gobierno de unidad que lidera el primer ministro, Fayez Serraj.

El conflicto en Libia se recrudeció en abril de 2019, cuando las fuerzas lideradas por Jalifa Haftar lanzaron una ofensiva para hacerse con Trípoli, si bien fue finalmente rechazada por el Gobierno de unidad gracias al respaldo militar de Turquía.

La duplicidad institucional se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este -anteriormente reconocidas por la comunidad internacional- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.

Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana