La nueva residencia de Sa Riera ya está en marcha y recibe esta semana a los pacientes de COVID

Redacción | 28/09/2020

La nueva residencia de Sa Riera se ha puesto en marcha este lunes y el próximo jueves recibirá las primeras personas mayores que vivan en residencias y hayan dado positivo en Covid-19, pero que no necesiten tratamiento hospitalario. Cuenta con un total de 156 plazas repartidas en 105 habitaciones, así como diferentes zonas comunes y salas de terapia distribuidas entre las cinco plantas del centro. En estos momentos está preparada para recibir a 18 personas, que se ubicarán entre la segunda y la planta baja.

La nueva residencia Sa Riera es un centro para personas mayores, propiedad del grupo DomusVi, pero será gestionado por el IMAS mientras dure la pandemia. El objetivo es dotar a la red asistencial de Mallorca de un nuevo recurso que permita separar claramente las personas mayores que padecen el virus de las que no han dado positivo, y aumentar así los protocolos de protección de todas residencias, públicas y privadas, de Mallorca.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, junto con el presidente del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Javier de Juan, han visitado esta mañana este nuevo centro en Sa Riera. También han asistido la subdirectora de Atención a la Cronicidad, Coordinación Sociosanitaria, Salud Mental y Enfermedades Poco Frecuentes del Gobierno, Angelica Miguélez, el vicepresidente del IMAS, Jaume Tortella y la directora insular de Atención a la dependencia, Sofía Alonso.

En este sentido, la presidenta del Consell ha explicado: "La apertura de esta instalación forma parte del plan de contingencia que llevamos a cabo en colaboración con la Conselleria de Salud para prevenir y frenar la presencia de la COVID en la red asistencial". Cladera ha destacado, entre otras medidas de este plan, "la realización de un plan de cribados masivos a usuarios y personal de los centros; una formación específica de los trabajadores para mejorar su preparación ante esta pandemia y el aumento de inspecciones periódicas desde el punto de vista sanitario, social y laboral para prever situaciones de mal funcionamiento o funcionamiento insuficiente en esta coyuntura sanitaria ».

El presidente del IMAS, Javier de Juan, ha explicado que "cuando se producen los brotes las inspecciones se basan especialmente en comprobar si las residencias pueden continuar llevando a cabo una atención adecuada a todos los residentes, ya que hay que tener en cuenta que si hay muchos trabajadores afectados, la residencia se puede resentir durante un tiempo".

De Juan ha confirmado que desde el IMAS se ha abierto expediente a las residencias de Bell Entorn de Sóller y Seniors de Inca, y que hay una propuesta de sanción administrativa a una de los centros intervenidos durante el estado de alarma . En cuanto al caso de Inca, ha dicho que "se ha decidido intervenir para evitar que el número de contagios vaya en aumento, porque ya sabemos cómo evoluciona el virus y hemos actuado por prevención. Aunque no podemos valorar si la situación está estabilizada y tendremos que volver cribar para asegurarnos, pero así como se está trabajando no parece que sea problemático recuperar la normalidad ».

Según las necesidades del servicio, el IMAS irá reforzando la plantilla de la nueva residencia y abriendo más plazas, por lo que trabajará en coordinación con la conselleria de Salud, quien es quien determinará en cada momento qué casos positivos de personas mayores residentes deben ingresar a un hospital y qué casos necesitan solo un tratamiento básico y pueden ser derivados a este centro de Sa Riera. El IMAS ha explicado que se ha puesto en marcha esta residencia "en un tiempo récord para poder facilitar a las residencias de personas mayores el cumplimiento estricto de los protocolos de aislamiento de los casos de COVID". 

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana