La comunidad internacional conmemora el 75 aniversario de los juicios de Nuremberg contra la cúpula nazi

EP | 20/11/2020

Apertura de los Juicios de Nuremberg

Este viernes se cumple el 75 aniversario de la apertura de los históricos juicios de Nuremberg contra la cúpula de los supervivientes detenidos del régimen nazi; unos procedimientos que sirvieron de piedra de toque para la configuración del actual Derecho Internacional y que tiene en su máximo exponente en el Tribunal Penal Internacional (TPI), encargado de perseguir el genocidio y los crímenes de guerra.

El 20 de noviembre de 1945, el presidente del tribunal, el magistrado británico Geoffrey Lawrence, describió la apertura de los procedimientos como un fenómeno "único en la historia de la jurisprudencia mundial, y de suprema importancia para millones de personas de todo el planeta".

Frente a él se sentaban 24 personas de las más altas instancias del régimen nazi, comenzando por el considerado en su momento como el sucesor del dictador Adolf Hitler, el vicecanciller del Reich Hermann Goering, su asistente Rudolf Hess, su ministro de Exteriores, Joachim von Ribbentrop, el responsable de las leyes nazis de "depuración" racial Wilhelm Frick o el arquitecto y urbanista del régimen, además de ministro de Armamento, Albert Speer.

El llamado "juicio del siglo", en el que también participaron magistrados de Estados Unidos, Francia y la Unión Soviética, duró poco menos de un año y se saldó con 12 sentencias de muerte -- entre ellas las dictadas contra Goering, que se suicidó en prisión, Frick, Von Ribbentrop o contra el jefe de Operaciones de la Wehrmacht, Alfred Jodl -- tres condenas a cadena perpetua, otras cuatro largas condenas a prisión y tres absoluciones.

La elección de la ciudad de Nuremberg tenía un carácter profundamente simbólico, al ser considerada como la "cuna ceremonial" del Reich, como recordó el fiscal estadounidense Robert H. Jackson en su declaración inicial. "Demostraremos que los acusados son símbolos vivientes del odio racial, del terrorismo, de la violencia de la arrogancia y crueldad del poder, del nacionalismo feroz y del militarismo que ha aplastado Europa", manifestó.

En línea con este sentimiento, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, encabezará esta tarde la ceremonia de conmemoración que tendrá lugar en el lugar exacto donde se desarrolló el proceso, la sala 600 del Palacio de Justicia de Nuremberg. Debido a las restricciones del coronavirus, el lugar estará cerrado al público pero la ceremonia, que comenzará a las 19.00 será retransmitida por Internet.

"NO HAY PAZ SIN JUSTICIA"

La comunidad internacional ha aplaudido la conmemoración de unos eventos imprescindibles para concluir la narrativa de la Segunda Guerra Mundial, como ha recordado el presidente de Rusia, Vladimir Putin. "El triunfo militar", ha declarado este viernes, "debía ir acompañado de una condena política, moral e ideológica del nazismo y de su letal ideología".

El Gobierno alemán se ha sumado a esa perspectiva. "Sin justicia no hay paz", ha hecho saber el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas. "Este era nuestro entendimiento al principio de los juicios, y lo sigue siendo ahora, 75 años después, en nuestro compromiso constante para luchar contra la impunidad a través del Tribunal Penal Internacional y de las reglas del Derecho Penal Internacional moderno. Un triunfo de la civilización sobre la inhumanidad", ha añadido.

Por Estados Unidos se ha pronunciado el embajador del país ante la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), James Gillmore, que ha recordado el papel de "arquitecto clave" que desempeñó su país antes de reiterar su compromiso con "la defensa del Derecho Internacional" para "defender la dignidad y los derechos de cada ser humano".

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana