Irene Rosales retoma la rutina y guarda silencio sobre el giro que ha dado el caso de la herencia de Paquirri

Redacción | 30/11/2020

El pasado jueves fallecía el padre de Irene Rosales, Manuel, dejando desolada a la mujer de Kiko Rivera. La sevillana, que en febrero perdió a su madre, estaba muy unida a su progenitor y quienes la conocen asegura que está abatida y que le costará superar este duro golpe.

Sin embargo, y pese a pasarse los últimos días encerrada en casa, Irene es una mujer fuerte y, poco a poco, toca retomar el día a día y recuperar una rutina que ya nunca será igual para la nuera de Isabel Pantoja, que estaba competamente volcada en el cuidado de su padre.

Hemos podido ver a la joven saliendo de su casa para llevar a sus hijas Ana y Carlota al colegio. Sin poder ocultar su tristeza, la mujer de Kiko Rivera se muestra más seria y cabizbaja que nunca y, muy discreta, ha preferido no opinar sobre el nuevo giro que dado el caso de los objetos personales de Paquirri, que Isabel Pantoja no estaría obligada a entregar a Francisco y a Cayetano Rivera.

Completamente al margen de las últimas novedades en el caso que acaparar todo el protagonismo mediático en las últimas semanas, "Cantoragate", Irene da la callada por respuesta y no confirma si Kiko sabía que su madre no tenía por qué devolver los enseres de su padre. Con un abatimiento difícil de disimular, la sevillana tampoco comenta qué le parece que Isabel Pantoja haya rechazado hablar con Isa después de la llamada de la joven desde "La casa fuerte".

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana