Grecia acusa a los inmigrantes de incendiar Moria para "chantajear" al Gobierno y forzar su traslado

Europa Press | 14/09/2020

Socrates Baltagiannis /DPA

El Gobierno de Grecia ha acusado directamente este lunes a los inmigrantes que vivían en Moria de incendiar el campamento, ubicado en la isla de Lesbos, para "chantajear" a las autoridades para forzar su traslado a territorio continental.

"Es obvio (...) que lo que pasó en Moria es responsabilidad de los que ahora no tienen hogar. El campamento fue incendiado por refugiados y inmigrantes que querían chantajear al Gobierno para que les sacara inmediatamente de la isla", ha manifestado el portavoz del Ejecutivo, Stelios Petsas.

Petsas, que no ha dado más detalles ante una investigación que aún no ha concluido, ha resaltado además que las autoridades han dado prioridad a "inmigrantes no acompañados" para el traslado de los damnificados al campamento temporal, según ha recogido la cadena de televisión Skai TV.

En otro orden de cosas, ha hecho hincapié en que "en Lesbos sólo puede haber un centro permanente de recepción e identificación de inmigrantes" y ha agregado que Atenas considera que la mejor opción sería una "división justa de la carga de la migración durante el próximo periodo".

Horas antes, el Ejecutivo había instado a todos los inmigrantes y refugiados que se quedaron sin techo por la destrucción del campo a moverse hasta la nueva instalación temporal que se ha habilitado en estos últimos días, avisando de que, de lo contrario, no tendrán una mínima posibilidad de obtener asilo en Grecia.

"Desde el próximo lunes, solo se procesarán las solicitudes de asilo de aquellos que estén el campo", ha explicado el ministro de Migración, Notis Mitarakis, en declaraciones a la emisora de radio Parapolitika. Este nuevo enclave solo puede albergar por ahora a algo más de 5.000 personas, aunque la intención del Ejecutivo es que se amplíe en cuestión de días a 12.000.

Mitarakis también ha criticado a los inmigrantes que estarían bloqueando la llegada de otras personas a este nuevo campamento, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA. El ministro ha subrayado que las autoridades no se dejarán chantajear y que saben "exactamente" quién está detrás, asegurando que se trata del mismo grupo que provocó los incendios que destruyeron el campo de Moria.

Entretanto, este lunes se han repetido las protestas de inmigrantes que reclaman poder abandonar la isla de Lesbos. Para muchos de ellos, la meta consiste en llegar a Alemania, cuya canciller, Angela Merkel, ha prometido decidir antes del miércoles si el Gobierno acepta la reubicación de más refugiados, según fuentes citadas por DPA.

Varios países de la UE han accedido a acoger a 400 menores no acompañados tras el incendio. El sábado, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recordó que "sigue habiendo demasiados niños y familias que se enfrentarán a otra noche al aire libre". "Necesitan urgentemente refugio, protección y acceso a servicios básicos", dijo, antes de reclamar a más países que acojan a menores en mayor número.

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.

Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana