Gijón apunta a la obsesión de los investigadores por incriminarle en el caso ORA

Esther Ballesteros | 17/06/2020

El exdiputado y exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Palma Álvaro Gijón.

El exdiputado y exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Palma Álvaro Gijón se ha ratificado este miércoles en la declaración que el pasado mes de octubre prestó en dependencias de la Policía Nacional, apuntando a la "obsesión" que tenían los antiguos investigadores del caso ORA -ya archivado- por inculparle en la causa.

Gijón, quien, en calidad de testigo, ha declarado durante aproximadamente 45 minutos en el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, ha apuntado a las numerosas "falsedades" que dirigieron contra él por un presunto amaño en la adjudicación del control de la ordenanza reguladora de aparcamientos (ORA). Unos hechos que, finalmente, no quedaron demostrados, lo que llevó, el pasado mes de enero, a dar carpetazo a la causa.

Durante su comparecencia, el exedil ha hecho hincapié en el daño personal que le provocaron las anteriores investigaciones, máxime cuando sus padres y su hermano fueron detenidos, en junio de 2017, en el marco de las mismas pesquisas.

Precisamente su padre y su hermano han acudido a declarar esta mañana al TSJIB, donde han asegurado sentirse aún muy afectados por lo sucedido durante la instrucción del caso ORA y, sobre todo, por su detención, que han considerado manifiestamente desproporcionada.

En concreto, las declaraciones han tenido lugar en la causa que investiga las presuntas irregularidades que cometieron el juez Manuel Penalva, el fiscal Miguel Ángel Subirán y varios agentes de Blanqueo para sacar adelante el caso ORA así como otras de las líneas de investigación del caso Cursach.

En una reciente resolución, el magistrado Carlos Gómez subrayaba, en línea de lo manifestado por la Fiscalía, cómo uno de los últimos informes elaborados por la Policía Nacional “revela indicios que permiten investigar” si la detención de los familiares del exconcejal del PP fue “delictiva“.

De hecho, el informe de la Policía Nacional al que aluden la Fiscalía y el TSJIB apuntaba a que, con el arresto, los antiguos investigadores del caso ORA buscaban que el exconcejal llegara “jodido” a su declaración en la causa. Es más, señalaba que Penalva y el exjefe del grupo de Blanqueo ofrecían a los distintos detenidos del caso “poner fin a sus problemas judiciales” si, a cambio, implicaban a Gijón y al expresidente del PP balear José María Rodríguez.

En la declaración de este miércoles, el exdiputado ha manifestado las dificultades que sufrió para poder defenderse. Entre ellas, cuando se ofreció a someterse a un test de drogas después de que la testigo protegida 31 del caso Cursach le acusada de ser consumidor de cocaína y de acudir a un burdel en el que, aseguraba, se celebraban orgías pagadas por el empresario Bartolomé Cursach. Gijón quería demostrar que no era así, pero Penalva rechazó cualquier prueba tendente a refutar las declaraciones de la testigo.

Del mismo modo, ha recordado que el juez tampoco admitió la autorización que el entonces investigado quiso otorgar para que solicitaran su expediente en hospitales y centros de salud, y cómo Penalva denegó su petición dirigida a comprobar las fechas en las que, según la testigo, había acudido al prostíbulo.

Al respecto, la Policía Nacional señaló en su informe que el burdel, del que la testigo aseguraba ser la madame, nunca existió. Asimismo, echó por tierra la veracidad de la supuesta agenda que aportó y en la que aseguraba que su socia Alicia hacía anotaciones (a pesar de que ésta había fallecido hacía varios años).

Sobre estos extremos, la Sala prevé interrogar a la 'madame', en su caso como investigada, mañana a partir de las 14.00 horas.

EL EXJEFE DE LA PATRULLA VERDE APUNTA A LA "IGNORANCIA DOLOSA" DE PENSALVA Y SUBIRÁN

También esta mañana ha sido interrogado el exjefe de la Patrulla Verde de la Policía Local de Palma Gabriel Torres, quien, en la misma línea, ha denunciado las prácticas presuntamente ilícitas desplegadas por Penalva y Subirán con el objetivo de acusarle falsamente.

Como Gijón, ha lamentado que se le denegase en su día la prueba de cabello dirigida a demostrar que no era consumidor de drogas y cómo Penalva lo justificó alegando que la Administración no podía permitirse tal gasto.

Interrumpido en varias ocasiones por uno de los fiscales presentes en su declaración, Torres ha recordado, asimismo, el hecho de que el juez instase a distintos entes públicos a no proporcionar a los investigados, entre quienes se encontraba él, cualquier expediente que pudieran utilizar en su descargo y desacreditar las investigaciones de Penalva y Subirán. Entre ellos, los relativos a las denuncias que, según los antiguos investigadores, había interpuesto de forma arbitraria la Patrulla Verde contra diversos locales de ocio.

En este sentido, ha recalcado cómo se cansó de explicar que la Patrulla Verde no tenía potestad para cerrar ningún establecimiento, lo que dependía de órganos administrativos a cuyos responsables, sin embargo, nunca se les llamó a declarar.

Es más, ha manifestado que los testigos protegidos del caso Cursach no sólo apuntaron contra quienes finalmente acabaron imputados -muchos de ellos detenidos y enviados a prisión provisional en esta causa- sino también contra quienes ha denominado "señalados no investigados": policías, guardias civiles y otras personas a quienes se les atribuían los mismos hechos y que, sin embargo, no fueron investigadas o emplazadas a comparecer ante el Juzgado.

Torres ha lamentado así que Penalva y Subirán rechazaran llevar a cabo investigaciones que pudieran echar por tierra sus tesis y sí, en cambio, encaminasen las pesquisas a buscar la culpabilidad de Torres y de los demás investigados. "Esto ya no es ignorancia, sino ignorancia dolosa", ha sentenciado.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana