El TSJIB frena los intentos de Penalva y Subirán de anular el ‘caso Whatsapps’

Redacción | 07/11/2020

Nuevo revés contra el juez Manuel Penalva y el exfiscal Miguel Ángel Subirán. El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha rechazado anular la causa abierta contra ellos por las presuntas irregularidades cometidas al frente del caso Cursach al concluir que el acceso al chat de whatsapp que ambos juristas mantenían abierto con varios mandos policiales -y del que se desprenderían importantes indicios sobre sus supuestas prácticas ilícitas- "estuvo absolutamente legitimado".

Mediante un reciente auto de doce páginas al que ha tenido acceso Crónica Balear, los magistrados Antonio Terrasa, Pedro Barceló y Fernando Socías echan por tierra las pretensiones de Penalva y Subirán de invalidar las investigaciones que, desde el pasado mes de enero, lleva a cabo la máxima instancia judicial de las islas en torno al papel que los antiguos investigadores del caso Cursach desplegaron a lo largo de su instrucción. La resolución les impone, además, el pago de las costas generadas en su intento por llevar la causa a la nulidad.

Frente a los alegatos esgrimidos durante estos meses por ambos investigados, que denunciaban que la causa abierta contra ellos no podía mantenerse en pie debido a que, según defendían, la localización del chat se había producido mediante vulneración procesal, el auto recalca que fue uno de los policías integrantes del grupo quien, tras ser detenido en diciembre de 2018, hizo entrega voluntaria de su teléfono móvil y autorizó que tanto este dispositivo como su ordenador pudieran ser intervenidos y analizados por los investigadores. Y fue de este modo como se llegó hasta el chat Sancus, como se denominaba el grupo de whatsapp que en la actualidad se halla bajo el foco judicial.

El tribunal incide en que el agente "hizo expresa renuncia a la preservación de su intimidad", lo que impediría apuntar a la vulneración de este derecho constitucional, una de las circunstancias sobre las que pivotaba parte de los alegatos de los dos investigados. En cuanto al volcado de los datos, la Sala señala que este se llevó a cabo en presencia del abogado del policía y ante el letrado de la Administración de Justicia.

En esta misma línea, los magistrados refutan otro de los argumentos de Penalva y Subirán: que las conversaciones del chat pudiesen haber sido manipuladas y descontextualizadas. El tribunal descarta esta posibilidad dado que la defensa de los dos juristas incluyó parte de su contenido en sus propios escritos de alegaciones, lo que desecharía por si solo la invalidez de las transcripciones.

Amparándose en abundante jurisprudencia, el tribunal da por buena, asimismo, la decisión del juez Miquel Florit de ampliar las pesquisas iniciales contra los antiguos investigadores del caso Cursach, que se circunscribían hasta entonces a las supuestas filtraciones que efectuaron a la prensa y que la localización del grupo de WhatsApp permitió extender a nuevos delitos, entre ellos los de pertenencia a grupo criminal, detención ilegal, coacciones a testigos e inducción al falso testimonio. Los magistrados aprueban la determinación que tomó Florit al acordarla, el 11 de abril de 2019, mediante un auto que justificaba la necesidad y la proporcionalidad de ensanchar las investigaciones.

Después de que los dos juristas plantearan la nulidad de la causa que les investiga, tanto el empresario Bartolomé Cursach como su exnúmero dos Bartolomé Sbert se alzaron contra las pretensiones de ambos investigados. El abogado del primero acusó a Penalva y Subirán de "tergiversar la realidad de los acontecimientos", mientras que la defensa de Sbert apuntó a que, cuatro meses antes incluso de que el chat fuese localizado, otro de los mandos policiales integrantes del mismo ya informó a los investigadores de la existencia de este grupo de whatsapp.

La resolución judicial recientemente dictada por el TSJIB da respuesta, en concreto, al recurso de apelación que Penalva y Subirán interpusieron contra otro auto, fechado a principios de mayo, con el que el magistrado encargado de la causa que les investiga, Carlos Gómez, ya denegó el incidente de nulidad formulado el 10 de marzo por ambos juristas. En aquella primera resolución, el órgano judicial se pronunciaba por primera vez acerca de la actuación presuntamente "coordinada" que Penalva, Subirán y los mandos policiales llevaron a cabo para presionar a testigos e investigados del caso Cursach con el objetivo de reforzar sus acusaciones.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana