El TIB pondrá en funcionamiento más de 200 nuevos autobuses de gas natural

Redacción | 09/10/2020

El nuevo servicio de transporte público interurbano que entrará en funcionamiento este invierno, contará con una flota totalmente renovada. En estos momentos, los 223 vehículos de la nueva red están en proceso de producción, pero una buena parte de la flota ya está terminada.

Así lo han podido comprobar el Director de Movilidad y Transporte Terrestre, Jaume Mateu y el jefe de Operaciones del Consorcio de Transportes de Mallorca, Jordi Sansó, en su visita a las cocheras del Gupo Ruiz en Madrid. La concesionaria, que ofrecerá el servicio a la zona norte de Mallorca, ya tiene a sus insta instalaciones 46 vehículos de gas natural comprimido preparados para hacer su primer viaje hacia la isla.

Los buses, con chasis del fabricante sueco Scania y carrocería de la empresa gallega Castrosua, forman parte de los 198 vehículos de gas natural comprimido de la futura flota del TIB. Estos autobuses, contribuirán a la mejora medioambiental, ya que reducen en un 20% las emisiones de CO2 frente al diésel, así como disminuyen la emisión de partículas contaminantes que afectan la salud de la población y también bajan el nivel de ruido y vibraciones.

Por otra parte estos vehículos también incorporan mejoras y tecnologías de última generación, como por ejemplo un sistema para la prevención de accidentes equipado con cámaras inteligentes y sensores de visión que alertan al chofer y previenen de colisiones con otros vehículos o peatones; también disponen de un sistema alcoholock, que sólo permite arrancar el bus si el conductor está por debajo del límite de alcohol permitido. Vienen además equipados con 2 pantallas interiores de información al usuario, 16 tomas USB, WiFi gratuito, sistema para el transporte de 2 bicicletas en el interior del bus, doble rampa eléctrica y para facilitar el acceso de sillas de ruedas y cochecitos de niños y de mampara de seguridad antivandálica para proteger al conductor. Los nuevos vehículos disponen también de medidas de prevención y seguridad pensadas para el usuario,

Recordamos que desde este verano ya están en Mallorca los dos primeros buses de gas natural comprimido circulante en la nueva línea en pruebas L199 que une el centro de Palma con San Agustín y Cala Mayor.

Durante su visita también han comprobado que la fabricación de los 9 vehículos 100% eléctricos, 0 emisiones, ya está a punto de finalizar. Son vehículos de 12 metros, modelo e.City Gold, tienen una capacidad de veintidós ocho plazas de sentado, cuarenta y nueve de derecho, espacio reservado para un usuario con silla de ruedas y lugar para dos transportines.

NUEVA FLOTA

De los 223 buses de la nueva flota, 216 funcionarán con combustibles alternativos al diésel: 198 serán de gas natural comprimido, y 18 de propulsión eléctrica (9 buses 100% eléctricos y 9 híbridos-eléctricos). Sólo 7 unidades serán microbuses diesel Euro VI.

La concesión Norte operará la línea suburbana Alcúdia-Can Picafort con 7 buses 100% eléctricos, y otros 2 harán el servicio Alcudia-Alcanada en verano y Pòrtol-Estación Marratxí en invierno.

La concesión Ponent utilizará 5 buses híbridos-eléctricos en la línea Santa Ponça-Caso Catalán, y la concesión Levante dispondrá de 4 unidades de esta misma tipología a la línea Portocristo - Cala Bona.

La carga de combustible de los nuevos buses de GNC se hará a las gasineres que estarán en las cocheras de las nuevas empresas concesionarias, ubicadas en los polígonos industriales de Ca na Lloreta (Alcúdia), Inca, Sa Tapia (Palma), Son Bugadelles (Calvià) , Felanitx y Artà. Por su parte, el buses híbridos-eléctricos podrán hacer las cargas ultra-rápidas de electricidad a los pantógrafos que estarán ubicados en Santa Ponça y Caso Catalán (concesión Poniente), y Portocristo y Cala Bona (concesión Levante).

MÁS CAPACIDAD, MEJOR ACCESIBILIDAD, MÁS INFORMACIÓN

De forma global, la nueva flota TIB incrementará su capacidad de plazas, pasando a utilizar vehículos de 15 y 18 metros en las líneas de mayor demanda. Además, el Consorcio de Transportes de Mallorca dispondrá de información precisa de la ocupación de los buses en tiempo real, lo que permitirá resolver con más inmediatez eventuales problemas de falta de plazas.

Todos los buses estarán adaptados para personas con movilidad reducida (con rampa o plataforma elevadora), y el 68% de las unidades serán de piso bajo o semibaix, con doble rampa eléctrica y manual para facilitar y garantizar aún más el acceso de sillas de ruedas y cochecitos de niños. Por otra parte, se reforzará la señalización interior con pantallas y megafonía, para que las personas con discapacidad visual o auditiva puedan conocer en todo momento la próxima parada del recorrido, así como otras informaciones relevantes del servicio.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana