El sector del ocio nocturno de Baleares protesta contra la limitación de horario de sus locales

Esther Ballesteros | 18/09/2020

Unos 500 comerciantes turísticos y representantes de la patronal del ocio nocturno en Baleares han protestado este miércoles contra la limitación de horario decretada para estos locales.

Miembros de la Asociación de Comerciantes Turísticos (Acotur) y de la Asociación Balear de Ocio Nocturno y Entretenimiento (Abone) se han concentrado en el Parc de la Mar para mostrar su desacuerdo con el horario de cierre establecido por el Govern a través del Plan de medidas excepcionales de prevención y contención y coordinación para hacer frente a la actual emergencia sanitaria.

En concreto, el horario de cierre está fijado a las 2.00 horas en el caso de los locales de ocio nocturno y a las 21.30 en el caso de las licorerías y supermercados, este último regulado por el Decreto Ley 1/2020 contra el turismo de excesos.

Al respecto, el presidente de Acotur, Pepe Tirado, ha expresado, en declaraciones a Crónica Balear, el "enfado" y la indignación" de los afectados por estas medidas, respaldadas "únicamente por hoteleros y sindicatos". "Es algo que no está sucediendo en otras zonas turísticas de España y más en medio de una temporada turística excepcional, en la que la ocupación está siendo de entre un 40 y un 50 por ciento", ha aseverado.

"A ello se suma que se trata de un sector muy afectado por la estacionalidad. Los locales están muy tocados y muchos de ellos corren el riesgo de no poder superarlo", señala. De hecho, recuerda que varios establecimientos del ocio ya han optado por no abrir sus puertas este verano porque "las cuentas no salen". "Estamos de acuerdo con el establecimiento de medidas de seguridad frente al COVID-19, pero tiene que haber un equilibrio", incide.

El ocio nocturno, en pie de guerra por el cierre de Punta Ballena y dos calles de la Playa de Palma

El responsable de los comerciantes turísticos se ha mostrado especialmente crítico con el cierre de dos calles de la Playa de Palma (las llamadas calles “de la Cerveza” y “del Jamón”) y de Punta Ballena, en Magaluf. Una medida con la que el Govern persigue evitar el turismo incívico y sus posibles efectos en la pandemia.

"Es una auténtica barbaridad", ha recriminado Tirado, quien ha lamentado que "se nos meta a todos en el mismo saco, como si todos fuésemos conflictivos. Siempre hay alguien que va a sacar los pies del tiesto, pero no puedes por ello cargarte calles con cientos de locales de ocio y comercios".

En este sentido, reprocha una decisión motivada, a su juicio, por los incidentes registrados en los últimos días en Punta Ballena. "Los locales ya habían cesado su actividad y los hechos se produjeron en plena vía pública, pero la medida nos afecta a nosotros. Queremos erradicar estas escenas violentas y cambiar el modelo turístico, pero con consenso. Nosotros no elegimos al turista, son los hoteleros y los touroperadores quienes lo eligen".

Tirado incide en que el cierre de estas zonas es una actuación "arbitraria" y "exagerada" que abocará a los locales "a una auténtica agonía". "Se necesita mucha mano izquierda. Que el Govern persiga a los infractores pero no a todos los locales de las zonas turísticas. La noche de los incidentes en Punta Ballena sólo cinco de los 80 establecimientos de la zona estaban abiertos", ha sentenciado.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana