El caso de los perros policía retirados llega al Defensor del Pueblo

Redacción | 25/11/2020

Progreso en Verde ha dado un paso adelante en el caso de Max y Buddy, dos perros policía de los tres que el Ayuntamiento de Palma dio en adopción tras años de servicio a la Policía Local. La formación se ha manifestado en una "lucha sin tregua contra el Consistorio por su incompetencia y falta de empatía a la hora de defender a los animales", por lo que ha llevado la lucha hasta el Defensor del Pueblo.

El partido ecoanimalista ha dicho que ellos han sido "el único partido político que se han preocupado por el bienestar de los perros". Hace un mes, ya lanzaron una llamada de auxilio porque Cort les "niega una adopción para que puedan pasar sus últimos en un hogar con el cariño y cuidados que se merecen".

El presidente de Progreso en Verde, Guillermo Amengual, se ha expresado así: "Lo del ayuntamiento de Palma es una absoluta vergüenza. No cumplen con las normas, ni reglamentos, ni leyes y luego quieren dar lecciones a los ciudadanos de como hay que hacer las cosas. Cuesta creer que una coalición de partidos de izquierdas y progresistas tengan abandonados a los animales de manera tan vergonzosa. Llevamos varios escritos desde el pasado mes de enero a la regidora de Seguridad Ciudadana, Joana María Adrover, y ninguno de ellos ha tenido respuesta. Se esconden de los ciudadanos, no dan la cara, pero tendrán que dar la cara ante la Justicia", ha avisado Amengual.

Sin embargo, el departamento de Seguridad Ciudadana ha contactado con Crónica Balear para aclarar que sí han dado respuesta, así como certificar el buen estado de los perros. Han explicado que los perros están en su hogar, las instalaciones del Castillo de Bellver, con su familia, la Policía Local de Palma, y que se decidió que este lugar era "la mejor opción" para ellos debido a las condiciones de los animales.

De todas formas, desde Progreso en Verde siguen descontentos con la situación y han asegurado que el trato que han recibido los perros policía "no es que el se merecían tras servir a la ciudadanía". Ahora, Max y Buddy están en las instalaciones de la Unidad Montada del Castillo de Bellver, "pero lo que se han ganado es estar con una familia que les dé el cariño y cuidados que se merecen", asegura Amengual.

"Es una tremenda falta de respeto no dar respuestas a la ciudadanía o representantes de otros partidos políticos. La gestión en torno a Max y Buddy ha sido nefasta y más de 2.849 personas ya han firmado para que puedan tener un hogar como se merecen. Muchas excusas y ninguna intención de arreglar la situación. Max y Buddy merecen mucho más. Pedimos un reconocimiento como se merecen y que se da en cualquier ciudad del mundo, menos en Palma, y un hogar definitivo para ellos", concluye Amengual. 

Sentimiento general

4
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Mary - Noviembre 29, 2020 a las 13:29
    Me parece asqueroso no son un juguete que cuando ya no o vale se tiran tienen sentimientos mejor que se vayan ellos que no sienten ni padecen si aprendiéramos de ellos el mundo sería mejor luchemos por esos peques ߘ԰ߒ de cuatro patitasResponder 0
  • Silvia Gamarra - Noviembre 28, 2020 a las 02:42
    Si hiciéramos lo mismo con los políticos que limpieza haríamos en nuestra querida España.Responder 0
  • Juan - Noviembre 26, 2020 a las 22:25
    Precisamente ,por ser una cualicion progresista y de izquierdas ,están así los animales ,pero sin hay quien cree a estos sátrapas ? Ni animales ,ni mujeres ,ni ecologismo solo les importa ,mandar ,robar ,y mentir ,y mientras haya ovejas que los sigan creyendo ,seguirán mintiendo y chupando .Responder 1
  • Io - Noviembre 26, 2020 a las 11:20
    Esto son animales no aparatos que son utilizados y cuando ya no cumplen la función, son de usar y tirar.. Que vergüenzaResponder 2
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana