Desciende un 48% el número de perros que ingresan a Son Reus

Redacción | 13/11/2020

Continúa descendiendo el número de perros que entran en la perrera municipal Son Reus. Este mes de octubre se ha producido un descenso del 48,2% en relación al mismo mes de 2019, y de un 65,2% en comparación al 2018.

Entre enero y octubre de 2020 han llegado a Son Reus 657 perros por renuncias, abandonos o vagabundos. En este mismo período, el año 2019 entraron 976 perros y 1.262 en 2018.

Las reducciones de entradas más importantes fueron a partir del mes de marzo y abril (coincidiendo con el confinamiento), aunque esta tendencia ha continuado y el mes de octubre ha experimentado uno de los descensos más importantes: han entrado 57 perros, frente a los 110 de octubre de 2019 o los 164 en 2018.

La reducción más importante se da en los abandonos. Durante octubre sólo se han producido 12, frente a los 42 de de 2019 o los 62 de 2018. Se reducen las renuncias, que pasan de 33 en 2019 a 24 este año. Las entradas de perros vagabundos pasan de 35 a 21, y en muchos casos se trata de perros perdidos posteriormente recuperados por los propietarios.

En cuanto a las salidas, durante octubre han salido más perros de los que han entrado: ha habido 49 adopciones y 24 perros recuperados por sus propietarios, mientras que han entrado 57 perros.

El uso del microchip ha sido fundamental para las recuperaciones por parte de los propietarios y es un indicativo de que una parte muy importante de los perros que llegan al centro son extraviados.

Gracias a estas cifras, el día 31 de octubre había 44 perros en Son Reus. La capacidad es de 108 si están alojados en espacios individuales, por lo tanto el centro está al 40% de capacidad. De estos 44 perros, el 66% (29 perros) son considerados "potencialmente peligrosos" (PPP), de difícil adopción por sus características y por requerir una licencia específica para su tenencia. El resto de los perros salen fácilmente en adopción, incluso hay casos que requieren una lista de espera de personas interesadas.

El Área de Bienestar Animal ha valorado de forma muy positiva estos datos, aunque han explicado que "se debe seguir trabajando para fomentar la responsabilidad de la ciudadanía hacia los animales de compañía, para de reducir los abandonos y fomentar las adopciones".

Asimismo, se recuerda que los perros considerados como potencialmente peligrosos requieren unas condiciones y unos cuidados especiales que las personas deben tener presentes antes de plantearse tener un animal de estas características.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana