Desarollan una técnica para saber si la vida se puede detectar fuera del sistema solar

Redacción | 07/10/2020

Científicos han desarrollado una técnica para determinar si la vida específicamente multicelular o compleja pero no tecnológica se puede detectar de manera única fuera del sistema solar.

El equipo de informáticos y astrónomos dela Universidad de Northern Arizona recurrió a una de las formas de vida multicelulares más comunes de la Tierra: los árboles. Más específicamente, sus sombras. Publican resultados en el International Journal of Astrobiology.

El equipo plantea la hipótesis de que la abundante vida multicelular fotosintética erguida (árboles) proyectará sombras en ángulos solares elevados, distinguiéndolos de la vida unicelular. Por lo tanto, el uso de futuros telescopios espaciales para observar los tipos de sombras proyectadas debería, en teoría, determinar si hay formas de vida similares en exoplanetas.

"La Tierra tiene más de tres billones de árboles, y cada uno proyecta sombras de manera diferente a los objetos inanimados", dijo en un comunicado Doughty, autor principal del artículo y profesor asistente en la Escuela de Informática, Computación y Sistemas Cibernéticos. "Si sales al mediodía, casi todas las sombras serán de objetos humanos o plantas y habría muy pocas sombras a esta hora del día si no hubiera vida multicelular".

"La parte difícil es que cualquier telescopio espacial futuro probablemente solo tendrá un píxel para determinar si existe vida en ese exoplaneta", dijo Andrew Abraham, quien trabajó en estrecha colaboración con Doughty en el estudio. "Entonces, la pregunta es: ¿podemos detectar estas sombras que indican vida multicelular con un solo píxel?"

Con solo un píxel para trabajar, el equipo tuvo que asegurarse de que las sombras detectadas en estos telescopios fueran definitivamente vida multicelular, no otras características de exoplanetas como cráteres.

"Se sugirió que los cráteres podrían proyectar sombras similares a los árboles, y nuestra idea no funcionaría", dijo el coautor David Trilling, profesor asociado de astronomía. "Entonces, decidimos mirar la réplica del sitio de alunizaje en el norte de Arizona donde los astronautas del Apolo se entrenaron para su misión a la luna".

Se utilizaron drones en diferentes momentos del día para determinar que los cráteres proyectaban sombras de manera diferente a los árboles.

Luego, los investigadores recurrieron a las imágenes para determinar si su teoría funcionaría a gran escala. Mediante el uso del satélite POLDER (Polarización y direccionalidad de la reflectancia de la Tierra), el equipo pudo observar las sombras en la Tierra en diferentes ángulos del sol y horas del día. La resolución se redujo para imitar cómo se vería la Tierra como un solo píxel para un observador distante mientras gira alrededor del sol. Luego, el equipo comparó esto con datos similares de Marte, la luna, Venus y Urano para ver si la vida multicelular de la Tierra era única.

El equipo descubrió que en partes del planeta donde abundaban los árboles, como la cuenca del Amazonas, se podía distinguir la vida multicelular, pero cuando se trataba de observar el planeta en su conjunto como un solo píxel, distinguir la vida multicelular era difícil.

Sin embargo, el potencial que la observación de las sombras aporta a la conversación sobre la vida en los exoplanetas podría estar más cerca de lo que los científicos e investigadores han estado antes. Doughty cree que la técnica sigue siendo válida en teoría: un futuro telescopio espacial podría basarse en las sombras encontradas en un solo píxel.

"Si cada exoplaneta fuera solo un píxel, podríamos usar esta técnica para detectar vida multicelular en las próximas décadas", dijo. "Si se requieren más píxeles, es posible que tengamos que esperar más tiempo para que las mejoras tecnológicas respondan si existe vida multicelular en los exoplanetas".

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana