Covite registra en Navarra 30 actos de apoyo a ETA o a miembros de la banda terrorista durante 2020

Redacción | 30/12/2020

La Policía Nacional procede a la detención de una persona durante la manifestacion ilegal de protesta y apoyo al terrorista de ETA Patxi Ruiz, preson en la cárcel Murcia II en hueloga de hambre, en Pamplona, Navarra, a 23 de mayo de 2020. - EP

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha documentado durante 2020 un total de 194 actos de apoyo a ETA o a sus miembros. Treinta de esos actos tuvieron lugar en Navarra. Covite ha realizado esta labor de documentación por medio de su Observatorio de la Radicalización, un espacio en internet en el que se registran todos los actos relacionados con la radicalización violenta en el ámbito del terrorismo de ETA.

Del total de los actos realizados, 92 han tenido lugar en Vizcaya, 60 en Guipúzcoa, 30 en Navarra, seis en Álava, tres en otras provincias -uno en Madrid, uno en Murcia y uno en Barcelona- y dos en el País Vasco francés.

El colectivo ha destacado en un comunicado que "el número de actos de apoyo explícito a ETA y a sus terroristas ha aumentado un 57% con respecto a 2019, año en que registró un total de 108 actos de apoyo a ETA".

Respecto a la tipología de actos registrados en el Observatorio de Radicalización, 82 han sido de aparición de pintadas y pancartas de ensalzamiento explícito a ETA y a sus presos; 65 han sido de manifestaciones en las que se ha reclamado la amnistía de etarras presos; 18 de homenajes públicos a miembros de ETA al salir de prisión o a etarras muertos; cuatro fiestas populares celebradas específicamente para enaltecer a ETA u hostigar a la Guardia Civil, como el 'Ospa eguna' en Alsasua, el 'tiro al facha' en Etxarri Aranatz o el 'Gudari eguna'; y los 23 actos restantes se han encuadrado en la categoría de 'Otros', ya que no pueden clasificarse en ninguna de las categorías anteriores.

Un ejemplo de otros actos sería la quema de cajeros y contenedores que se llevaron a cabo durante el mes de mayo como motivo de protesta por la huelga de hambre del etarra Patxi Ruiz, o el ataque a la vivienda personal de Idoia Mendia, también por el mismo motivo.

Covite ha afirmado que "pese a que el fenómeno de la radicalización violenta ultranacionalista en el País Vasco y en Navarra no disminuye, las instituciones continúan sin tratar este asunto con la seriedad y la urgencia que merece".

El colectivo ha señalado que los esfuerzos de prevención de radicalización, incluido el Plan Nacional de Prevención, "se han centrado en el yihadismo y han ignorado el principal foco de radicalización que teníamos y tenemos en España, que es el ultranacionalismo vasco existente en el País Vasco y en Navarra". "Las políticas públicas de desradicalización y de prevención de la radicalización violenta abertzale brillan por su ausencia", ha añadido.

Covite ha relacionado "la radicalización violenta ultranacionalista con más de cincuenta años de odio transmitido de generación en generación hacia todo aquel que no comparta el pensamiento fanático de la izquierda abertzale". "Los terroristas de ETA y los políticos que colaboraron con ellos generaron consciente y calculadamente una extraordinaria red de gente fanatizada que no se ha disuelto", ha afirmado.

Covite ha denunciado que "aunque ETA ya no mate, las ideas que llevaron a los etarras a matar siguen ahí, asumidas por una parte de la población del País Vasco y de Navarra". "El culto al terrorista es el pan de cada día en nuestras calles debido a la inacción de las instituciones y a la pasividad de la Justicia. ¿Acaso vemos en Francia a miles de personas en las calles pidiendo la excarcelación de terroristas yihadistas?", ha censurado Consuelo Ordónez, presidenta de Covite.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana