Cómo actuar frente al miedo de los perros a los petardos

Redacción | 30/12/2020

Con la Nochevieja a la vuelta de la esquina, muchos dueños están pensando en cómo actuar frente al miedo irracional de sus mascotas a la pirotecnia. Las fuertes explosiones de los cohetes y petardos provoca serios daños, sobre todo, en algunos perros más sensibles a los ruidos.

Ante el estruendo, los perros experimentan síntomas que pueden incluso conducirles a la muerte, como ansiedad, hiperventilación y taquicardias. Todo apunta a que la agudeza de sus sentidos les traiciona frente a la pirotecnia, pues perciben con mucha más intensidad las explosiones y el olor a pólvora.

De hecho, la capacidad auditiva de los perros es tres veces mayor a la de los humanos. Por eso, las explosiones pueden llegar a provocarles fuertes dolores en los oídos, sin que ni siquiera entiendan por qué ocurre eso.

Frente a esto, la mayoría de los animales intentarán buscar cualquier zona para refugiarse o esconderse, donde se sientan más seguros. Lo mejor es dejarles su espacio y no forzarles a salir, e incluso ayudarles a cerrando puertas y ventanas para minimizar el ruido.

Acariciarles para intentar tranquilizarles tampoco es la actitud más recomendable, pues puede que el animal piense que su dueño está intentando protegerle de un peligro. En realidad, es mejor distraerles con comida o juegos.

Al fin y al cabo, una de las cosas más importantes a tener en cuenta es que el animal lleve microchip. Durante las fiestas de Navidad, las perreras y veterinarios siempre notifican un crecimiento de los animales perdidos, sobre todo perros y gatos, pues frente al miedo se escapan buscando un lugar seguro y luego no saben volver.

Un antiguo truco casero que recomiendan muchos profesionales es el Método Tellington. Consiste en utilizar una venda y envolver al animal de la manera adecuada para que, acompañada de una actitud relajada y segura, el animal consiga bajar sus niveles de estrés y relajarse.

Cuando un animal está asustado, determinadas zonas de su cuerpo como las patas, las orejas o los cuartos traseros, se vuelven especialmente sensibles. La tensión también se manifiesta en la zona lumbar y en la cola. Por eso, el Método Tellington ayuda al perro a calmarse, al sentirse en contacto con la tela y proporcionarle sensación de seguridad.

El modo de empleo es el siguiente: La venda ha de colocarse formando una especie de 'ocho' de tal manera que empiece haciendo contacto con la zona del pecho, cruce en la espalda -no en la columna- y termine en los cuartos traseros.

Suministrarles psicofármacos para calmarlos también puede ser una opción en los casos más graves, pero debe consultarse siempre con un veterinario y seguir las indicaciones de los profesionales.

Sentimiento general

5
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Hola - Diciembre 31, 2020 a las 12:18
    Mi perro viene a cazar y no se asusta ni con los tiros ni con los petardos.
    Estáis involucionando la especie.Responder -2
      Tió - Diciembre 31, 2020 a las 12:24
    Su perro no se asusta pero el mio si. No todos son iguales,igual que las peronas. Hay tontos y hay listos.Responder 1
  • Auron - Diciembre 31, 2020 a las 08:19
    Todo el año aguantando al perrito guau guau guau ahora me meo aquí ahora me cago aquí y no se puede uno ni celebrar el año nuevo con fuegos artificiales. Ahora también, la niñez censurada.Responder -2
  • Silvia - Diciembre 31, 2020 a las 00:19
    Estos espectáculos deberían ser sólo lumínicos. Nunca más sonoros. Y estoy totalmente de acuerdo con Juan, este año no hay nada que celebrar y el siguiente está por ver...Responder 2
  • juan - Diciembre 30, 2020 a las 09:35
    y no es mas facil no celebrar nada, ya que no hay nada que celebrar?
    dejemos de hacer el gilipollas con los petarditosResponder 11
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana