Cinco rincones de Mallorca que debes visitar

Redacción | 08/03/2020

Mallorca es sinónimo de playas paradisíacas, aguas cristalinas y dieta mediterránea. Sin embargo, aunque parezca pequeña, esta isla guarda pequeños rincones poco conocidos, incluso para los locales. Aquí te proponemos cinco lugares de Mallorca que es muy probable que desconozcas, o que aún no te hayas atrevido a visitar. Seguro que despertarán al aventurero que llevas dentro.


1. Botanicactus:


Desde hace más de 30 años, Mallorca acoge un jardín botánico especializado en cactus. En su momento, fue un proyecto muy ambicioso y costoso. Después de varios estudios, se consideró que Ses Salines poría ser el enclave idóneo para acogerlo, al estar en la zona sur de la isla y, por tanto, en la zona más seca.

El jardín es un proyecto botánico que alberga más de 1.000 especies y 15.000 ejemplares de especies tropicales, cactus procedentes de Arizona y flora autóctona mallorquina. Además, el terreno cuenta con un lago artificial que es considerado uno de los más grandes de la isla.

2. Puente natural

El puente natural, situado cerca de Cala Varques, es una parada clave para los más aventureros. Sin duda alguna, es uno de los rincones más especiales de la isla. A pesar de que las imágenes de este monumento puedan dar un poco de vértigo a las personas sensibles a las alturas, no es una excursión complicada. El puente es bastante amplio, por lo que no da sensación de inseguridad.

Se encuentra situado en la costa de levante de la isla, a 13 kilómetros de Manacor y a pocos minutos de la playa de Cala Varques. Existen distintas maneras de realizar el recorrido, aunque una de las opciones más populares es hacerlo a través de Cala d'Estany d'en Mas. Este itinerario no requiere de gran esfuerzo físico, ya que en su mayor parte es plano y no tiene pérdida (aunque no está señalado).

3. Camí dels presos

La excursión comienza en el municipio de Pollença, en Cala San Vicente. Dirigida a los más principiantes del senderismo y sin gran dificultad, la ruta discurre por un camino construido durante la Guerra Civil. Las obras corrieron a cargo de prisioneros republicanos recluidos en un campo de trabajo entre 1941 y 1943.

La excursión da comienzo al encontrar un pequeño monolito levantado por el ayuntamiento de Pollença, en recuerdo a los presos republicanos. A partir de ahí, encontraremos una puerta que nos indicará la entrada al camino. Durante el tramo y serpenteando la montaña, se observan grandes panorámicas repletas de cadenas montañosas, como la Serra del Caval Bernat o el islote del Colomer.

4. Un bosque de piedra en San Nicolás

Otro de los rincones más especiales de Mallorca está situado en el centro de Palma, donde se esconde la iglesia Nuestra Señora del Socorro. En su interior, alberga la Capilla de San Nicolás de Tolentino. Fue diseñada por el escultor Francisco Herrera y forma parte de una de las muestras más expresivas del barroco en Mallorca. Esta capilla elíptica presenta una bóveda cubierta de motivos vegetales. De esta manera, el visitante tendrá la sensación de encontrarse bajo un bosque de piedra, en el que sobresalen bustos en relieve de santos y papas de la Orden Agustina.

5. ¿Y si visitamos la Catedral de Palma desde las alturas?

La Catedral de Palma o "la Seu", como se la conoce popularmente, es una de las joyas por excelencia de la arquitectura gótica mallorquina. Este monumento se ha convertido en una parada obligatoria para todos los viajeros que llegan a la isla. Y para quienes verla desde el suelo ya no les asombre, una nueva experiencia es visitarla desde sus terrazas.
Estas visitas darán comienzo el próximo mes y los residentes podrán acceder de manera gratuita reservando previamente en la web www.catedraldemallorca.org

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana