Arrancan cinco farolas y las tiran al mar en Calvià

Redacción | 28/09/2020

Cinco farolas que iluminaban el paseo de la zona costera que hay detrás del Club de Tenis Sporting de Costa d'en Blanes, en Calvià, aparecieron ayer arrancadas y lanzadas al mar. Los hechos ocurrieron en la noche del sábado al domingo y se desconoce la autoría de los actos vandálicos. A causa de estos destrozos, han quedado algunos cables colgando que hoy se asegurarán.

Por otra parte, el viento fuerte con ráfagas de 90 km/h que ha soplado este fin de semana en el municipio ha causado daños en varios núcleos de Calvià. En 11 ocasiones se ha tenido que actuar por caídas de árboles o ramas grandes que han provocado destrozos o algún tipo de peligro. También han caído postes, una farola, una señal de tráfico, un pilón, una antena comunitaria de grandes dimensiones o cascotes.

Por suerte no se ha tenido que lamentar ningún daño de carácter personal. Sobre el inicio del curso escolar, la Policía Local de Calvià trabaja en algunos incidentes puntuales relacionados con progenitores que no quieren que sus hijos lleven mascarilla.

En Son Ferrer un policía halló panfletos colgados en la plaza del Cigne que incitaban a no seguir las normas sanitarias sobre la utilización del tapabocas. Así también, en un colegio del municipio se levantó un acta a una madre que no llevaba la protección obligatoria y que recogía firmas entre los padres en una campaña contra el uso de la mascarilla dentro del aula.

La progenitora se opone a que su hijo cumpla con la normativa higiénica dictada a causa de la pandemia. Por otra parte, la Policía Local ha sancionado a tres escolares a la salida de un colegio privado de Calvià por no seguir las normas sanitarias contra la Covid-19.

Fuera del ámbito educativo, en la última semana en los controles de tráfico realizados en Santa Ponça, Magaluf, Illetes y Costa d'en Blanes, los agentes de Policía Local de Calvià han interpuesto 23 denuncias a ocupantes de vehículos que tenían que llevar mascarilla.

Además, se levantaron diez actas a personas sin tapabocas en Son Caliu, más dos a camareros de un bar de la zona y una a una mujer que hacía la compra en un supermercado de Peguera sin protección. Los agentes también hallaron un grupo de cinco chicos de entre 18 y 20 años que estaban en un mirador de Santa Ponça y que no cumplían la normativa contra la Covid-19. En el campo de fútbol de Calvià pueblo se levantaron cuatro actas a jóvenes que hacían botellón a las 1:22 de la noche.

Los agentes también han tenido que actuar a petición de un taxista de Palma porque unos clientes no habían pagado la carrera hasta a Magaluf. La Policía averiguó que se trataba de tres menores que se habían fugado de su centro. Por otra parte, la Policía Local de Calvià va fue alertada ayer por vecinos de un bloque de apartamentos de Bendinat de que un hombre había accedido al recinto privado de piscina y sauna y había realizado proposiciones sexuales a menores que estaban en la zona. Los agentes de policía instruyeron diligencias y la Guardia Civil detuvo el autor de los hechos.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana