Marta López
EP

Marta López está cansada de todo lo que se está diciendo de ella durante estos días en los medios de comunicación. Y es que parece ser que la novia de Kiko Matamoros podría tener una obsesión por la hija de su pareja, Anita Matamoros, o viceversa. Un rebujito de informaciones que se han vertido en el programa en el que trabaja el colaborador, en que algunos aseguran que la obsesión viene por parte de la hija de Makoke y que otros defienden que es por parte de la modelo.

Tras el susto del ingreso de Kiko Matamoros, Marta López sigue cuidando de él y no se separa del hospital ni un solo momento: “Sí, todo va bien. El lunes o el martes se va a casa. Lo que tengo claro es que le quiero muchísimo y quiero lo mejor para él y ya está”.

Como nos tiene acostumbrados, Marta López no quiere entrar en la polémica con la hija de su pareja, Anita Matamoros, prefiere mantenerse al margen aunque está contenta porque Kiko haya dado la cara por ella públicamente: “Yo no voy a entrar en eso, no voy a contestar a cosas de malos rollos. Yo solo quiero estar con él, de verdad me da igual”.

De esta manera, Marta López ha dejado claro que no quiere guerras ninguna y menos con la familia de su pareja. Ha vuelto a demostrar que ella no quiere pertenecer al mundo mediático y no quiere enfrentamientos públicos. Tal y como ha dicho Kiko en múltiples ocasiones, su pareja ha sido el puente que ha hecho posible que él se reconcilie con sus hijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.