Exigen prohibir los espectáculos con animales en Marineland

Progreso en Verde presentará al Govern balear sus propuestas encaminadas a que Marineland deje de ser un circo y se convierta en un centro de recuperación de animales o en un santuario.

Guillermo Amengual, presidente de Progreso en Verde, califica de “inmoral” tener animales salvajes encerrados para lucrarse y que no importe su bienestar ni protección.

“Delfines en piscinas que son como peceras, donde apenas tienen libertad de movimientos, cuando en su hábitat natural recorren cientos de kilómetros; leones marinos en recintos minúsculos muriéndose de pena; animales expuestos al sol sin protección; ruidos; estrés; ansiedad…”, critica el líder de la formación.

“Nos creemos tan superiores que decidimos apartar de su hábitat a animales salvajes o les privamos de tener esa libertad por haber nacido en cautividad. Teníamos una oportunidad única de prosperar tras el confinamiento vivido a causa del coronavirus, pero no hemos sido capaz de aprovecharlo y decidimos confinar a los animales de por vida. Hasta ahora ningún partido político se ha posicionado abiertamente en Baleares contra los espectáculos con animales. En Progreso en Verde lo tenemos claro, hay que liberarlos de sus jaulas y poner fin a su cautiverio y explotación”, declara Amengual.

Lo que el público desconoce es que muchas veces estos delfines provienen de la caza y captura de animales salvajes, que son secuestrados del mar para ser llevados a tanques y piscinas, encerrados de por vida, lejos de sus grupos familiares.

Otra parte de los ejemplares exhibidos en delfinarios provienen de la cría en cautividad. Sostienen que este no es motivo para “naturalizar” su estadía en estos recintos, pues son animales genéticamente diseñados para nadar a diario cientos de kilómetros; compartir con grandes cantidades de congéneres y vivir en libertad.  “No para divertirnos en absurdos espectáculos que no enseñan más que los humanos podemos hacer cualquier cosa para divertirnos a costa de otros animales”, manifiestan desde la formación.

Problemas de la vida en cautividad de los delfines

Progreso en Verde señala los principales problemas de los delfines que viven en cautividad.

El espacio

Ni en la piscina más grande del mundo los cetáceos pueden nadar las mismas distancias que en la naturaleza. No solo debido a las dimensiones de su superficie, sino también a su profundidad. Se estima que los delfines pueden sumergirse hasta 90 metros bajo el agua para alimentarse de determinados peces.

En España, el punto de la piscina del delfinario más profundo mide 10 metros. En el resto de casos, los cetáceos deben conformarse con piscinas de entre 3 y 6 metros. Tampoco la forma de estas piscinas suele ser muy adecuada para animales que pueden alcanzar velocidades de 50 km/h en línea recta. Esta está pensada para que el público pueda observar a los animales desde distintos ángulos y es ovalada, algo que provoca que los cetáceos acaben nadando en círculos por la misma.

Grupos artificiales

Los delfines en cautividad deben vivir en grupos reducidos y decididos por las personas. Existen casos de cetáceos a los que se mantienen en completa soledad. Algunos individuos no tienen afinidad con los otros y se generan conflictos que no pueden solucionarse ya que los animales no tienen ningún lugar adónde huir o esconderse. No todos los individuos provienen del mismo lugar, ni han llegado de igual forma a la vida en un delfinario, cosa que dificulta aún más el entendimiento entre ellos.

Alimentación artificial

Los delfinarios no pueden proporcionar la gran variedad de alimentos del que los cetáceos disponen en su hábitat natural. La dieta de estos animales se reduce a unas pocas especies de peces que además están congelados. Dicho formato implica un reto nutricional adicional para los animales, que generalmente deben ser hidratados y suplementados con vitaminas para evitar que enfermen.

Dependencia absoluta

En los delfinarios, los cetáceos dependen de las personas para todo. Necesitan atención médica para poder sobrevivir a los múltiples problemas que origina la cautividad, necesitan que se les proporcione comida a diario porque no hay alimento en sus piscinas. Deben obedecer a las personas si quieren recibir ambas cosas. Es decir, el sometimiento a la voluntad de sus entrenadores es lo único que les mantiene con vida.

Estereotipias

Las estereotipias son comportamientos repetitivos sin ninguna función fisiológica que presentan los animales como respuesta ante una situación permanente de estrés o ansiedad. En el caso de los cetáceos, se les puede observar nadando trazando siempre el mismo recorrido exacto, realizando un salto en el mismo punto, mordiendo los salientes o los barrotes de la piscina o regurgitando la comida una y otra vez. Además de ser un signo claro de que el animal no goza de buena salud mental, estos comportamientos pueden ocasionarles daños físicos añadidos como problemas dentales o digestivos.

5 Comentarios

  1. Yo cerraría todos los parques estos,ya hubo un caso aquí en Mallorca de maltrato,(supuestamente) y sigue abierto, totalmente en contra del maltrato animal.

  2. La verdad es que es muy bonito poder ver a los animales de cerca pero es cierto que la cautividad que sufren no es buena para ellos. Eso no quita que no se valore la labor de Marineland tratando a los animales enfermos. Pero los espectáculos como tal, deberían eliminarse. Otra cosa es que se puedan visitar animales que están en tratamiento o que por lo que sea no puedan vivir en libertad. Pero no es necesario obligarlos a dar volteretas y cabriolas.

  3. El día que dejemos a todos los animales en paz el mundo habrá cambiado,nos creemos com derecho a maltratar y hacer con ellos lo que queramos por el simple echo de estar los primeros en la cadena alimenticia.
    Todos quieren libertad sin excepción.Go Vegan,por ellos,por el planeta y por el gran avance hacía el futuro.

  4. Me parece muy bien que dejen libres a los delfines, a los perros, a los gatos, a los caballos y a todos los animales, ahora bien, no me parece bien que no cuiden del ser humano, y me refiero a los ciudadanos de Palma que seguimos respirando humazos cancerígenos producidos por la obsoleta flota de la EMT, y eso que hace ya muchos años que Hila prometió cambiarlos..

    • Por fin un poco de sentido común, los animales no nos pertenecen y es una vergüenza que todavía se permita y se vea como normal estos recintos. A ver si es verdad que lo quitan y puedan reinsertar a esos animales en su hábitat natural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.