Baleares cede un pollo de águila perdicera a la Comunidad de Madrid
Águila perdicera. Foto: CAIB.

Un águila de Bonelli nacida en Llucmajor ha llegado esta semana a las instalaciones del centro de recuperación del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), en Majadahonda (Madrid). Allí, será liberada.

Este ejemplar ingresó a las instalaciones del Consorcio de Recuperación de Fauna Silvestre de las Islas Baleares (COFIB) el pasado 12 de mayo con una fractura en la pierna. Los técnicos de la Fundación Natura Parc, encargados del proyecto AQUILA a-LIFE, personal del IBANAT y del GOB la encontraron herida durante las tareas de seguimiento y marcaje de la especie.

Una vez trasladada al COFIB, la intervinieron con cirugía. Ha pasado más de dos meses en rehabilitación y seguimiento de la evolución de la lesión.

Hasta el momento, se ha desarrollado favorablemente y con ciertas limitaciones funcionales en la pierna. Por ello, y dentro de las medidas de liberación de ejemplares contempladas en el proyecto AQUILA a-LIFE, el ejemplar ha sido trasladado a las instalaciones del centro de recuperación del GREFA, en Madrid. Allí continuará con el proceso de rehabilitación y adaptación a la vida silvestre, para después liberarla.

El proyecto AQUILA a-LIFE contribuye a aumentar la población de águilas de Bonelli -o águila coabarrada- en el Mediterráneo occidental. Por ello, se liberan ejemplares en las zonas donde las liberaciones ya han dado resultados positivos y donde es más necesario reforzar la población, como son Navarra, Álava y Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.