Las 10 empresas más contaminantes de España provocan el 25 % de las emisiones
Air Europa

International Airlines Group (IAG) perdió 3.806 millones de euros en el primer semestre de este año por el parón de la actividad derivado de la Covid-19, que le ha llevado a replantearse los términos de la compra de Air Europa, por la que inicialmente iba a pagar 1.000 millones de euros.

Además, IAG -formado por las aerolíneas British Airways (BA), Iberia, Vueling, Aer Lingus- ampliará su capital social en 2.750 millones de euros para fortalecer su estabilidad financiera, vía que será “suficiente”, en palabras del consejero delegado de Iberia, Luis Gallego, para no tener que acudir al fondo de rescate de empresas rentables que gestiona la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Los ingresos por pasaje caen más de un 60%

En el primer semestre del año IAG perdió 3.806 millones de euros, frente a los 806 que había ganado un año antes, e ingresó 5.288 millones, un 55,7 % menos.

Los resultados se vieron afectados “considerablemente” por el brote de covid-19, que ha tenido un efecto “devastador” a nivel global en las aerolíneas y los viajes, con la mayoría de las aeronaves del grupo en tierra desde marzo.

Con esta situación, los ingresos de pasaje cayeron un 60,8 % respecto al primer semestre de 2019, al pasar de 10.586 millones de euros a 4.113 millones, resultado del descenso de capacidad operada en un 56,2 % en esos seis meses (en el segundo trimestre bajó el 95,3 %).

Sin embargo, en carga los ingresos mejoraron un 10,6 %, hasta 615 millones porque el consorcio operó 1.875 vuelos adicionales en el segundo trimestre para transportar equipos críticos y suministros esenciales.

Calculan que no se recuperarán hasta finales de 2023

El grupo calcula que la demanda de pasajeros no recuperará los niveles de 2019 al menos hasta finales de 2023 o principio de 2014, según Gallego, por lo que “está reestructurando su base de costes para reducir el tamaño de cada aerolínea”.

Por ello retiró anticipadamente aviones con más años de servicio, como los Boeing 747 de British Airways y los Airbus A340 de Iberia -lo que redujo el número de aeronaves en servicio de 598 en diciembre de 2019 a 548 a finales de junio pasado- y devolverá algunos aviones más antes de que finalicen los contratos de arrendamiento.

Además, el grupo explica que las reducciones de gastos de personal suman 602 millones de euros en el semestre, la mitad de los cuales se debió a despidos temporales y otros programas de reducción temporal de costes, junto con las reducciones en la jornada o en el sueldo que se aplicaron durante el segundo trimestre.

A cierre del semestre el holding contaba con 8.100 millones de liquidez, de los que 6.016 millones de euros eran efectivo (667 menos que en diciembre de 2019) y 2.100 millones, líneas de financiación generales y de aeronaves comprometidas y no utilizadas, reforzadas en parte por las ayudas estatales tanto británicas (la Coronavirus Corporate Finance Facility) como españolas (los avales del ICO)

El grupo ha acordado el aplazamiento de la entrega de 68 aviones prevista en 2020 hasta 2022 y ha recortado la inversión en inmovilizado de 2020 en 1.500 millones de euros sobre lo previsto a comienzos de año.

En su revisión “limitada” de los estados financieros, el auditor (EY) explica que el grupo podría requerir fondos adicionales si el impacto de la pandemia fuera más severo de lo que espera la dirección, lo que podría generar “dudas significativas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento”.

La compra de Air Europa, en el alero

IAG espera tener una solución “a favor o en contra” de comprar Air Europa a Globalia antes de fin de año, ha explicado Gallego en una conferencia con periodistas, porque en el contexto actual el acuerdo firmado el 4 de noviembre por el que IAG desembolsaría 1.000 millones de euros en efectivo por Air Europa “carece de sentido”.

IAG está tratando de negociar condiciones distintas con Globalia, entre ellas el precio y las condiciones de pago, “porque el valor de la compañía no es el que negociamos en su día”, pero Gallego quiere tener una “solución a favor o en contra de hacer o no hacer la operación” antes del fin de año.

“Si llegamos a un punto de encuentro que sea bueno para ambas partes la haremos; si no, no la haremos”, ha añadido el futuro CEO de IAG, que ha defendido que “se va a recuperar mejor el turismo español con una Air Europa dentro de IAG que fuera”.

Cree que no hay que mirar la situación actual “en que todo es un desastre”, sino que hay que analizar el valor de la operación de compra a medio y largo plazo, dado que la incorporación de Air Europa al grupo permitiría reforzar el centro de distribución (hub) de Madrid y seguir compitiendo con los grandes distribuidores europeos.

Ampliación de capital por 2.750 millones de euros

IAG ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que propondrá a la junta de accionistas de septiembre una ampliación de capital de hasta 2.750 millones de euros, que el principal accionista del grupo -Qatar Airways controla el 25,1 % del capital- se ha comprometido a apoyar.

Esta ampliación “es más adecuada para el grupo” y es “suficiente para nuestras necesidades”, ha explicado Gallego. Y ha dejado entrever que no acudirán al fondo de rescate que gestiona la Sociedad Estatal de participaciones Industrales (SEPI) para las empresas solventes pero que están pasando una mala situación como consecuencia de la Covid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.