El Pacto de Reactivación de Baleares movilizará más de 3.000 millones de euros

El Govern prevé destinar 619 millones de euros a corto plazo a las medidas del “Pacto para la reactivación y diversificación económica, social y medioambiental de Baleares” por la crisis sanitaria. Y más de 2.500 millones en los próximos años, ha anunciado el vicepresidente del Govern, Juan Pedro Yllanes.

El plan de reactivación trazado por el Govern junto a los consells, los grupos parlamentarios, la FELIB, patronales y sindicatos tiene los dos objetivos de “no dejar a nadie atrás y diversificar el modelo productivo”, ha explicado Yllanes en la presentación.

Diversificar el modelo productivo de Baleares 

Del total de la inversión prevista, para acciones concretas de diversificación del modelo productivo, el Govern prevé destinar “más de 1.200 millones de presupuesto”, ha detallado.

Ha puesto como ejemplos que para el sector primario está previsto destinar unos 65 millones a largo plazo y 8,5 a corto plazo. Y para la transformación del modelo energético de las islas se destinarán 40 millones a corto plazo, “con una apuesta clara por la renovables, la descarbonización”, ha destacado el también conseller de Transición Energética.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha agradecido de implicación de todas las administraciones, partidos, entidades y agentes empresariales y sociales que han realizado aportaciones a este plan. Y se ha comprometido a “seguir contando con todo el mundo y abrirlo a toda la sociedad”. “Seguiremos trabajando para implicar a expertos de cada sector para que nos ayuden a tomar las mejores decisiones”, ha añadido.

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, ha recalcado que el plan tiene en cuenta la emergencia climática y el pacto por el agua. Y, además, prevé impulsar la economía verde, la economía azul y la economía circular.

Armengol ha destacado que el Govern no olvida la Agenda 2030 que había trazado antes de la pandemia y que la sostenibilidad ambiental, social y económica son “las tres grandes patas” que no se pueden olvidar.

“Desde la implicación de expertos de distintos ámbitos haremos un seguimiento de este pacto para reconstruir un plan estratégico para la comunidad autónoma a largo plazo y juntos. Este es mi compromiso: seguir trabajando conjuntamente, no dejar a nadie atrás. Y poner a las personas en el centro de nuestras decisiones políticas”, ha afirmado.

127 millones de euros al refuerzo de la atención a la dependencia

La Conselleria ha señalado que, en el Pacto por la Reactivación y la Transformación Económica y Social de Baleares, están previstos 127 millones de euros para crear nuevas equipaciones y aumentar las plazas para personas con dependencia y discapacidad en residencias y centros de día.

Concretamente, el plan de inversiones en equipaciones tiene tres líneas de acción. La primera conlleva la construcción de nuevas equipaciones en colaboración con los consells insulares y los ayuntamientos para personas mayores en situación de dependencia. Supone una inversión de 72,5 millones de euros y se habilitarán 791 nuevas plazas en residencias y 250 plazas de centros de día.

La segunda línea comprende crear, con las entidades del tercer sector social, de hasta 2.200 plazas nuevas para personas con discapacidad o problemas de salud mental. Se movilizarán 39,3 millones de euros durante los próximos diez años.

La tercera y última incluye la concertación diferida de hasta 200 nuevas plazas de residencia y 150 nuevas de centros de día con entidades para incorporarlas, una vez construidas, a la Red Pública de Atención a la Dependencia. La concertación económica será de 15 millones de euros anuales cuando todas las plazas estén en funcionamiento.

Tras la crisis del coronavirus, el Govern también ha anunciado que, en colaboración con el sector y las instituciones de Baleares, se planteará una reforma de la normativa. El objetivo es aumentar la dotación de personal de atención directa, especialmente el sociosanitario y el de enfermería. Paralelamente, se reforzará la formación continuada y específica.

Es el primer paso de “un largo camino por recorrer”

En opinión de Armengol, el pacto firmado este miércoles es un primer paso de “un largo camino por recorrer”. La presidenta piensa en el presente pero también a medio plazo y a largo plazo. “Moviliza en poco tiempo más de 600 millones y en los próximos años 2.500 millones en iniciativas pactadas entre todos”.

“Tendremos que sumar más esfuerzos y propuestas para llevar adelante estas soluciones”, ha dicho Armengol. Y ha destacado la importancia de consolidar el Estado del Bienestar que ha revelado la crisis sanitaria.

El plan contempla “una apuesta presupuestaria fuerte para garantizar el sistema sanitario y la seguridad sanitaria de 240 millones de euros. Y para garantizar la educación con un comienzo de curso que pedirá más esfuerzos y garantizar la educación presencial y normalizada. Así como también un apuesta fuerte por garantizar los servicios sociales para las personas más vulnerables de la comunidad”.

Ha destacado también el plan de formación y de ocupación para combatir la precariedad laboral. Y que promueve la diversificación económica, el turismo de calidad y respetuoso con el medio ambiente, la cultura y la gastronomía.

En esa diversificación, Armengol ha incluido la economía social, el cooperativismo y el apoyo a la pequeña y mediana empresa y autónomos. “Solo los pueblos cultos tienen futuro y el sector cultural es un eje importante en el pacto. Un sector económico y que da riqueza individual y colectiva, que lo está pasando muy mal y que las administraciones no olvidaremos”, ha añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.