Linfoma de Hodking
FLICKR/ED UTHMAN

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Nagoya (Japón) ha puesto de manifiesto la eficacia que supone combinar quimioterapia y el fármaco rituximab en el tratamiento del linforma, un tipo de cáncer de sangre, en comparación con el tratamiento estándar basado sólo en quimioterapia.

“Consideramos que las quimioterapias que contienen rituximab combinadas con el tratamiento para los problemas secundarios del SNC podrían conducir a una mejora adicional en el resultado clínico”, han explicado los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Lancet Oncology’.

En el trabajo, un ensayo clínico multicéntrico de fase 2, se administró quimioterapia y el fármaco rituximab a 38 pacientes de 20 a 79 años y se monitorearon sus condiciones a largo plazo. El 76 por ciento de los pacientes alcanzaron el objetivo primario de supervivencia a dos años sin progresión de la enfermedad y el 92 por ciento alcanzaron la supervivencia general a dos años.

La enfermedad afectó al sistema nervioso central en solo el 3 por ciento de los pacientes. Además, la toxicidad del tratamiento fue baja y todos los efectos adversos fueron manejables, con “muy pocas” complicaciones graves.

Una ventaja importante del protocolo de tratamiento propuesto es que emplea una combinación de medicamentos convencionales y no utiliza agentes novedosos. Esto significa que, aunque es necesario seguir estudiando, este protocolo puede adoptarse en la práctica clínica en un futuro muy cercano.

“Dada la rareza de esta enfermedad, un estudio prospectivo a gran escala de fase 3 no es factible. En tal escenario, los resultados de nuestro ensayo proporcionan una opción de tratamiento segura y efectiva que puede funcionar como un control histórico para futuros ensayos prospectivos”, han zanjado los expertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.