El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ley poderes vigilantes
EFE

El Parlamento turco ha aprobado una controvertida ley que otorga a vigilantes de barrio nocturnos poderes similares a los del cuerpo policial, como llevar armas o realizar registros, informó este jueves el rotativo BirGün.

La normativa fue adoptada con los votos de los diputados del gobernante Partido de Justicia y Desarrollo (AKP, islamista) y de su aliado en el hemiciclo, el ultranacionalista MHP.

Los guardias nocturnos, una estructura creada en 2016 tras el fallido golpe de Estado y que actualmente cuenta con unos 28.000 miembros, forman un cuerpo vecinal con formación breve en seguridad, que hasta ahora llevaba porras y silbatos para alertar a la policía de posibles delitos.

Con la nueva ley, estos vigilantes nocturnos están autorizados a llevar armas y pueden tomar medidas para capturar a sospechosos y retenerlos. También pueden ir a por personas sobre las que pesa una orden de arresto para entregarlas luego a la policía, además de retener vehículos, o realizar registros e inspecciones corporales.

La decisión ha sido criticada por partidos opositores y organizaciones de derechos humanos por otorgar poderes policiales a un cuerpo con poca formación en seguridad.

El principal partido opositor, el socialdemócrata CHP, ha acusado al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de querer crear una “milicia” leal a su partido.

“Turquía tiene tradición de guardias nocturnos que protegen el barrio, pero esta ley trata de dar poder a una fuerza militar armada de Erdogan”, señaló a Efe Yildirim Kaya, vicepresidente del CHP.

“Si armas a estas personas sin educación y las dejas salir a la calle, verás escenas similares a las de (George) Floyd en Estados Unidos”, añadió en referencia a la reciente muerte de un joven afroamericano a manos de la policía, que ha desencadenado una inédita ola de protestas dentro y fuera del país.

La oposición también ha criticado que el Gobierno no ha dejado claro cuál es el proceso para reclutar a nuevos vigilantes nocturnos.

La elección de los guardianes vecinales ya generó controversia en febrero de este año, cuando uno de ellos disparó a una persona durante un control de carnés de identidad en el sureste de Turquía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.