La última vista antes de decidir sobre la entrega de Valtònyc a España se celebrará el martes
Foto: Strenes

El Tribunal de Apelación de la localidad belga de Gante celebrará este martes, 9 de junio, la que será probablemente la última vista antes de tomar una decisión sobre la entrega a España del rapero mallorquín Josep Miquel Arena, conocido artísticamente como Valtònyc, al que la Justicia española reclama tras ser condenado por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

El juez belga escuchará los alegatos finales de las partes, aunque podría tomar una decisión a continuación, la defensa del rapero ve “poco probable” esta posibilidad y espera que se fije una nueva fecha para conocer el fallo final. Fuentes judiciales belgas consultadas por Europa Press añaden que los tiempos habituales para dictar sentencia se sitúan en “al menos un mes”.

El pasado marzo, en una cuestión prejudicial remitida por este tribunal de Gante, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dio la razón al rapero mallorquín en cuanto a que España no debió aplicar de manera retroactiva la ley penal española de 2015 para solicitar su extradición a las autoridades judiciales belgas, sino la del caso concreto que implica una menor condena, a priori insuficiente para ser entregado de manera automática por Bélgica.

Con todo, la Justicia europea avisaba a Bélgica de que el hecho de que el delito en cuestión no permita la extradición de Valtònyc sin control de la doble tipificación de los hechos “no significa que deba denegarse la ejecución de la orden de detención europea”, sino que le corresponde a la Justicia belga, que ya denegó su extradición en primera instancia, valorar el criterio de doble tipificación.

Las reglas de la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) prevén un listado de 32 delitos para facilitar la entrega automática sin entrar a examinar la doble tipificación de estos delitos, siempre que estén castigados en el país emisor de la euroorden con una pena máxima de al menos tres años.

El mallorquín, que se encuentra huido en Bélgica desde junio de 2018, fue condenado por la Audiencia Nacional por delitos de enaltecimiento del terrorismo a dos años y a un año y medio más por injurias a la Corona, una sentencia dictada por delitos cometidos entre 2012 y 2013 y posteriormente confirmada por la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Sin embargo, a la hora de solicitar a Bélgica su extradición en 2018, España tramitó la solicitud por un delito de “terrorismo”, que figura en la lista de delitos a los que se aplica la supresión del control de la doble tipificación de los hechos y que, en base a la nueva ley de 2015 en España se establece una pena de prisión de un máximo de tres años.

La justicia belga rechazó en primera instancia la entrega de Valtònyc en septiembre de 2018 alegando que no existía la doble incriminación, es decir, rechazando que ninguno de los tres cargos por los que fue condenado en España estén tipificados como delito tanto en España como en Bélgica, decisión que recurrió la Fiscalía de Gante.

Sea cual sea la decisión final del Tribunal de Apelación de Gante, en todo caso, no será la última etapa del caso si alguna de las partes decide recurrir el fallo, ya que aún quedará la última instancia prevista en Bélgica, la Corte de Casación, que se pronunciaría sobre la forma pero no sobre el fondo del expediente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.