Gran despliegue de búsqueda del submarinista desaparecido en Portals Vells

Un gran despliegue de búsqueda ha reanudado este viernes las labores para intentar localizar al submarinista de 37 años desaparecido el pasado miércoles en la playa de Portals Vells, en Calvià. Desde entonces, los equipos de emergencias se encuentran volcados en los trabajos de averiguación de su paradero.

El submarinista, quien trabaja en ambulancias programadas del Govern, se encontraba el miércoles en la playa junto a su mujer y su hijo, de diez años. En un momento dado, les dijo que iba a bucear y que volvería en un rato. Llevaba tubo y mascarilla para sumergirse en el agua a pulmón.

Al comprobar que no regresaba, sobre las 17.00 horas su familia dio aviso a los servicios de emergencias. De inmediato se personaron en la zona numerosos efectivos de rescate, Guardia Civil y Protección Civil, que rastrearon sin éxito el lugar. La búsqueda se retomó ayer, jueves, sin que tampoco hallaran indicios del paradero del submarinista.

Las labores se han reanudado esta mañana a las ocho. Un gran equipo integrado por unas sesenta personas -la mayoría, unos 40, compañeros del desaparecido tanto de ambulancias programadas como del 061- se han dado cita a las siete y una hora después han reiniciado la búsqueda.

Los equipos se han dividido en grupos de unas quince personas y en zonas entre Cala Figuera y Portals. En los trabajos participan Protección Civil de Calvià, la Policía Local, la Guardia Civil (con efectivos de los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS), del Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) y buzos), el 061 y los Bomberos de Mallorca.

La búsqueda del submarinista, sobre todo por mar

Los efectivos volcados en la búsqueda precisan, sobre todo, embarcaciones con las que poder rastrear en el mar debido a la complejidad de las labores por tierra al tratarse de una zona de barrancos y precipicios. Así, se han unido varias personas de emergencias con barcas mientras que Protección Civil de Calvià trabaja con dos lanchas. Un helicóptero de Salvamento Marítimo también participa en el despliegue.

Algunos de los integrantes de los equipos de búsqueda han mostrado su preocupación debido a la presencia, en la zona militar, de amplias redes de pesca en las que el submarinista pudiera haber quedado enganchado, además de abundante posidonia. Los efectivos no han hallado rastro alguno en las cuevas del lugar.

Muy querido por sus compañeros, el submarinista desaparecido lleva unos siete años en ambulancias programadas y antes había prestado sus servicios en ambulancias insulares. Su mujer, por su parte, es enfermera en el hospital de Son Espases.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.