Un avión Airbus A-320 de la nacional Pakistan International Airlines (PIA) se ha estrellado este viernes en Pakistán con 99 pasajeros y ocho tripulantes a bordo en una zona residencial de la meridional Karachi cuando se disponía a aterrizar. De momento se han contabilizado 17 víctimas mortales.

“Se estrelló cerca del aeropuerto de Karachi. Estaba a un minuto del aeropuerto y cayó en una zona residencial”, dijo un portavoz de la Autoridad de Aviación Civil de Pakistán, Abdul Sattar.

La fuente indicó que el avión transportaba a 99 pasajeros y ocho miembros de la tripulación desde la ciudad de Lahore a Karachi, capital económica del país asiático. “No puedo decir los daños por el momento, ni la razón (del accidente) porque es muy pronto”, ha afirmado Sattar.

30 vecinos de la zona han resultado heridos

Un portavoz de la aerolínea, Abdul Sattar, ha confirmado el siniestro aéreo y ha señalado que el avión accidentado es un Airbus A320 que hacía el vuelo PK8303, con origen en la ciudad paquistaní de Lahore y destino en Karachi.

El director del Centro Médico Jinnah, Seemin Jamali, ha confirmado a la cadena de televisión Geo que su hospital ha recibido los cadáveres de 17 personas y a seis personas heridas, una de ellas con quemaduras graves. Entre los heridos trasladados a este hospital figuran hombres, mujeres y un niño de siete años y se cree que son vecinos de la zona en la que se ha estrellado la aeronave.

Minutos antes, Saad Edhi, portavoz de la organización humanitaria de rescate Fundación Edhi, ha confirmado que su personal ha sacado trece cadáveres del lugar del impacto de la aeronave y los ha trasladado a hospitales cercanos.

Además, ha señalado que hay entre 25 y 30 personas heridas, que son vecinos afectados por el accidente y que han sido trasladados a centros médicos. La cadena Geo ha explicado que uno de los pasajeros del avión es el presidente del Banco de Punyab, Zafar Masood, y que ha sobrevivido al siniestro.

Han hecho pública la lista de los ocupantes de la aeronave

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, ha avanzado que se abrirá “de inmediato” una investigación para aclarar lo que ha sucedido y ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas del siniestro aéreo.

“Triste y conmocionado por el accidente de PIA. Estoy en contacto con el consejero delegado de PIA, Arshad Malik, que ha viajado a Karachi con equipos de rescate. Es ahora mismo nuestra prioridad”, ha asegurado Jan.

En un breve mensaje de vídeo, el consejero delegado de PIA, el general Arshad Malik, ha confirmado que el avión llevaba a bordo 91 pasajeros y ocho tripulantes y ha dicho que el piloto avisó a la torre de control de un “problema técnico”. El personal de la torre le comunicó que tenía las dos pistas de aterrizaje libres y que podía usar cualquiera de ellas pero el piloto no llegó a proceder con el aterirzaje, según Malik.

La aerolínea ha facilitado la lista con los datos de los 91 pasajeros a bordo del avión, de los cuales 51 son hombres, 31 son mujeres y nueve son niños. Las imágenes de las cadenas de televisión paquistaníes muestran una enorme nube de humo saliendo del lugar en el que se ha estrellado la aeronave. Hasta el lugar del accidente se han desplazado ambulancias y personal de rescate.

La cadena de televisión Geo ha señalado que el avión estaba realizando la maniobra de aproximación. Pero que no ha podido desplegar el tren de aterrizaje. El aparato ha perdido altura y ha golpeado contra los tejados de varios edificios. Finalmente se ha estrellado contra el suelo a las 14.37h.

El piloto a la torre: “Hemos perdido los motores”

Varios medios locales han difundido la última conversación del piloto con la torre de control. En ella se le puede escuchar explicando en inglés que el avión había “perdido los motores” antes de lanzar el mensaje de petición de auxilio ‘mayday’. La torre de control le dice entonces al comandante de la aeronave que tiene las dos pistas libres para aterrizar. Pero el piloto no llega a abordar la maniobra y doce segundos después de la petición de socorro el aparato se estrella.

Horas después del siniestro, el personal desplegado en la zona del impacto de la aeronave ha encontrado una de las dos ‘cajas negras’ del aparato. Las aeronaves tienen dos ‘cajas negras’, una que graba las conversaciones en cabina y otra que almacena los datos y parámetros del vuelo.

Un portavoz de la aerolínea ha afirmado que el avión, un Airbus A320, tenía entre diez y once años de antigüedad. Y que estaba al corriente de los procesos de mantenimiento preceptivos. El portal especializado en aviación FlightRadar ha señalado que la aeronave siniestrada tendría quince años de antigüedad.

Los hospitales de la ciudad, en alerta

Las Fuerzas Armadas paquistaníes han enviado a la zona del siniestro a la Fuerza de Reacción Rápida y a efectivos de Rangers de Sindh. Tras el siniestro, el Ministerio de Sanidad de Sindh ha declarado la emergencia en todos los hospitales de la urbe.

La oficina de comunicación del Ejército paquistaní (ISPR) ha enviado helicópteros y tropas a la zona del accidente para las operaciones de rescate.

El Gobierno de Karachi puso en alerta a los principales hospitales de la ciudad. Las televisiones locales mostraron imágenes de una inmensa columna de humo saliendo de una zona de viviendas. Nada más conocerse el siniestro, el ministro de Aviación, Ghulam Serwar, ordenó la puesta en marcha de una investigación para conocer las causas.

El país asiático vivió en 2012 uno de sus peores tragedias aéreas, cuando 138 personas murieron en el accidente de un avión cerca de Islamabad. En diciembre de 2016, otro accidente provocó la muerte de 48 personas cuando realizaba un trayecto entre Chitral (norte) e Islamabad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.