El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha avisado este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que “sacrificar” a su formación para pactar con Ciudadanos y salvar “su estado de alarma” puede suponer “llevarse por delante quizá de forma irremediable el espíritu de la investidura”, es decir, la supervivencia del bloque progresista que le permitió seguir en La Moncloa.

Rufián ha finalizado su primera intervención en el debate de la quinta prórroga del estado de alarma sin verbalizar su voto negativo, pero todo hace indicar que repetirá en el ‘no’, a juzgar por el duro discurso que ha dedicado al presidente del Gobierno y también a sus socios de Unidas Podemos.

El portavoz de ERC ha cargado contra el Ejecutivo no negarse a negociar las cinco propuestas que su formación había puesto sobre la mesa para abandonar su rechazo a la prórroga y por mirar, por segunda vez, al partido de Inés Arrimadas, de quien ha dicho que “no es (Ángela) Merkel”, sino “(María Dolores de) Cospedal”.

También ha dejado un aviso para la formación de Pablo Iglesias, alertándoles de que si hoy Sánchez pacta con “la derecha” el siguiente paso puede ser que “los leones” se acaben “comiendo” a Unidas Podemos.

Rufián ha arrancado su intervención rindiendo homenaje al recientemente fallecido fundador de Izquierda Unida, Julio Anguita, “el mejor de cuantos”, a su juicio, se ha sentado en un escaño de la Carrera de San Jerónimo, y ha recordado su máxima de que “los principios no se negocian”.

UN FRACASO QUE PROVOCA RABIA

A continuación ha sentenciado que el debate de este miércoles pone de manifiesto “el fracaso de todos” unos por “no saber negociar” y otros por “no saberlo explicar” y advirtiendo de que los progresistas del país van a pasar de la “pena” a la “rabia” porque puede suponer “el fin del espíritu de la investidura” que tanta ilusión generó.

Pero también, ha alertado, algo “terriblemente peligroso” porque al distanciarse de ese bloque el Gobierno “está dando boletos a la derecha extrema y la extrema derecha para una rifa que algún día pueden ganar”. En este punto, ha subrayado que aunque se pueda vestir “un rato” de “derecha moderada”, Arrimadas “no es Merkel, sino Cospedal”.

Rufián ha aprovechado para explicar a los de Pablo Iglesias que Sánchez se apoya en Cs para salvar el estado de alarma porque sus prórrogas con “reaccionarias y recentralizadoras” mientras que sigue mirando a ERC para convalidar sus decretos sociales, necesarios aunque insuficientes, desde su punto de vista.

EL CHANTAJE LLEGA UN DÍA QUE SE ACABA

“Los apóstoles del cuanto peor, mejor, están a punto de conseguirlo”, ha dicho, antes de recordar al presidente que las negociaciones no se “esperan”, sino que “se sudan” y de que está jugando a la geometría variable bajo el “falso axioma” de “Sánchez o la nada”. “Juegan al chantaje y eso llega un día que se acaba”, ha apostillado.También ha descalificado el argumento de que el Gobierno tiene que virar hacia Cs porque ERC se lo pone “muy difícil” y los naranjas se lo “compran más barato”. “Eso llega un día que también se acaba”, ha aseverado, equiparando a Ciudadanos con el PP.

“Si hasta comparten casero”, ha dicho, en referencia al empresario Kike Sarasola, y ante de felicitarse de que Marcos de Quinto ahora en vez de despedir a trabajadores “despida a Ciudadanos”. “Son la misma derecha y al menos uno de ustedes de lo sabe perfectamente”, ha añadido, mirando de nuevo a Iglesias.

“Hoy no se constata la negativa de ERC a su estado de alarma quizá de forma definitiva, se constata la negativa del Gobierno a negociar nada con ERC”, ha proclamado, cargando contra el “gobierno más progresista, plurinacional y dialogante de la Historia” por acercarse a quien gobierna con PP y el apoyo de Vox en varias comunidades mientras rechaza hablar con su partido.

Tras recalcar que hasta Compromís va a rechazar esta quinta prórroga, Rufián ha recordado que la intención de ERC era que el acuerdo político que suscribió con el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos sirviera “para ahora pero también para el mañana” porque en “política no se puede vivir para 15 días”.

DIJERON NO A NEGOCIAR

Rufián ha defendido que las cinco cosas que ERC planteó al Gobierno para abandonar el no a la prórroga eran razonables: cogobernanza con las comunidades, prestación remunerada para quien tenga personas a cargo durante la pandemia, flexibilizar el superávit de los ayuntamientos, reformas legislativas para afrontar sin estado de alarma un posible rebrote y “acotar mínimamente en el tiempo” la mesa de diálogo sobre Cataluña porque “la represión continúa, los problemas no es pueden posponer y es una barbaridad que en una democracia haya presos políticos”.

Esas peticiones, según su portavoz, no son “desleales” ni denotan “egoísmo” o “irresponsabilidad”, sino que son “de humanidad”, buscan ayudar a la gente que tiene “ansiedad” porque no tiene con quién “dejar a sus hijos” y proteger el “municipalismo”.

“La respuesta fue no, ya tenemos a Ciudadanos. Es eso blanquéenlo como quieran o como puedan”, le ha dicho a Sánchez, avisando de que optando por el partido naranja “decepciona” a todo el pueblo de Cataluña.

Y no ha querido terminar sin avisar también a Unidas Podemos de que si “callan” ante el “sacrificio” de ERC lo siguiente puede ser “el ingreso mínimo laboral, la reducción de IVA en material sociosanitario o la moratoria de hipotecas y alquileres”.

“Si creen que la derecha se va a parar con nosotros, se equivocan. Si siguen entre leones o cristianos, un día los leones se los comerán también”, ha apostillado, antes de preguntarse para qué sirve la izquierda si no es capaz de ponerse de acuerdo ante una pandemia de este calibre y añadir cómo van poder pactar después unos Presupuestos.

BILDU A SÁNCHEZ: “LA DERECHA NO ES DE FIAR, ELIJA BIEN”

De su lado, la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, también ha pedido a Sánchez que no ahonde en su pacto con la derecha porque “perderá apoyos” y “tendrá un camino muy corto”. “Usted sabe que no son de fiar”, ha añadido instándole a apostar por la mayoría progresista de la moción de censura contra Mariano Rajoy en lugar de aliarse con las “políticas neoliberales que tantas vidas han destrozado”.

“No es momento de vacilar ni de dudar, elija bien”, ha exhortado al presidente, al que ha agradecido que el Gobierno se haya avenido a hablar con su grupo y al parecer haya empezado a entender que “coordinación no es sumisión” y que las cosas se pueden hacer de otra manera en el estado de alarma.

Además, Aizpurua se ha congratulado de que Bildu está avanzando en el objetivo de contribuir a frenar a la derecha, a la que ve “rabiado más que nunca”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.