Las críticas de Joan Tardà a Torra azuzan la polémica en el independentismo
EFE

Las críticas del exportavoz de ERC en el Congreso Joan Tardà al presidente de la Generalitat, Quim Torra, han echado más leña al fuego de las divergencias entre los socios de gobierno independentistas en Cataluña.

Tardà, que ya no tiene responsabilidades de alto nivel en ERC pero que sigue siendo una de las voces más escuchadas -y a menudo polémicas- dentro de su espacio, ha publicado un artículo en El Periódico titulado “Más junquerismo y menos torrismo”, en el que carga contra la estrategia del “nacionalismo posconvergente” y pide al mismo tiempo “más pablismo y menos sanchismo” en España.

Refiriéndose a JxCat, Tardà denuncia que mientras pacta con el PSC en la Diputación de Barcelona para evitar que gobierne ERC, se aferra al “conflictivismo simbólico estéril y al conservadurismo”, ignorando “la realidad del país” y la “perentoria necesidad” del independentismo de “conseguir en el próximo ciclo electoral un avance significativo de apoyo popular”.

Desde Twitter, el propio Torra ha replicado con enojo a las consideraciones de Tardà: “Estimado amigo, estoy acostumbrado a casi todas tus pirotecnias verbales, pero esto del ‘torrismo’ me ha dejado perplejo”.

“Y equipararlo al ‘sanchismo’ supera los límites de mi imaginación. No acostumbro a ver la vida en clave española. Fácil, yo quiero la independencia. ¿Y tú?”, le ha espetado Torra.

También se ha referido a ello el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en un encuentro telemático organizado por el Colegio de Periodistas de Cataluña, la Asociación de Periodistas Europeos y la Oficina del Parlamento Europeo de Barcelona.

Puigdemont ha subrayado que Tardà, pese a ser “muy influyente y tener mucha audiencia” en las redes, “no representa a ERC”.

En todo caso, ha dicho, “quien habla por ERC es la ejecutiva” del partido y sus actuales líderes, por lo que las opiniones de Tardà son “legítimas” pero no hay que “confundirlas” con la opinión de Esquerra, y ha insistido en que en el flanco del independentismo “hacen falta todas” las voces diversas de este espacio.

Mensaje de Puigdemont para ERC

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha advertido este martes a ERC de que carece de sentido retomar los trabajos de la mesa de diálogo sobre Cataluña si no se incorpora la figura de un “relator o mediador”, porque el Gobierno de Pedro Sánchez les “engañará como ha hecho con Bildu”.

En un encuentro informativo telemático organizado por el Colegio de Periodistas de Cataluña, la Asociación de Periodistas Europeos y la Oficina del Parlamento Europeo de Barcelona, Puigdemont ha puesto de relieve lo ocurrido con el acuerdo entre el PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu sobre la derogación de la reforma laboral y ha tomado nota de cara a la mesa de diálogo entre el Estado y la Generalitat.

“Pedro Sánchez es capaz de firmar un papel con un acuerdo explícito sobre la reforma laboral y, horas después, desdecirse. ¿Alguien de veras cree que si llegamos algún día a un acuerdo en una supuesta mesa de diálogo este señor no hará lo mismo? Han perdido mucho del poco crédito que tenían”, ha denunciado.

Puigdemont ha recordado que JxCat fue “muy escéptico y no participó en la génesis de esta mesa de negociación”, gestada por ERC y el PSOE como condición para que los republicanos facilitaran la investidura de Sánchez.

Según el expresident, Sánchez “siempre ha tenido una actitud de engaño” con el independentismo y, “si ha sido capaz de hacerlo con un documento firmado con Bildu, ¿alguien cree que nos tenemos que volver a sentar, sin más garantías, a una mesa de diálogo con un ‘tomador de pelo’ profesional?”.

En las condiciones actuales, a su entender, “la figura de un relator es imprescindible” para que la negociación “llegue a buen puerto”, porque esta mediación externa dificultará que el PSOE se desdiga de lo acordado por “presiones de algún barón o del Ibex”.

Precisamente ayer lunes la portavoz de ERC, Marta Vilalta, urgió a “desconfinar el diálogo” entre el Gobierno y la Generalitat poniendo una fecha no lejana a la siguiente reunión de la mesa.

Puigdemont ha dado a entender que no comparte esa urgencia si antes no se acuerda incluir a un relator en las conversaciones y se ha vuelto a preguntar: “¿Alguien cree que una mesa de diálogo con esa gente, sin ninguna garantía de que se cumplan los hipotéticos acuerdos que se puedan alcanzar, tiene sentido?”.

“Si yo tuviese que comprar un coche de segunda mano al señor Pedro Sánchez, no sé si lo haría”, ha ironizado.

Preguntado por el incierto calendario electoral en Cataluña, ha recalcado que la prerrogativa de convocar elecciones le corresponde al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que lo decidirá “escuchando a su gobierno”.

Pero aunque ese horizonte electoral -que ERC ha pedido aclarar cuanto antes- “pueda interesar a algunos cuarteles generales de algunos partidos”, según Puigdemont, no es hoy la principal “preocupación” de los catalanes.

Ante el argumento de ERC de que es preferible marcar el calendario electoral desde la Generalitat antes de que sea el Tribunal Supremo quien lo decida al inhabilitar a Torra, ha puntualizado que la política catalana lleva “dos años y medio interferida” por la justicia española.

No ha querido confirmar si piensa o no encabezar la próxima candidatura de JxCat al Parlament, pero sí ha apostado por “superar las lógicas estrictas de partido” al confeccionar esa lista.

Como eurodiputado de JxCat, Puigdemont está esperando, al igual que Antoni Comín y Clara Ponsatí, que el Parlamento Europeo resuelva el suplicatorio enviado por la justicia española para que les sea levantada su inmunidad parlamentaria.

Puigdemont ha señalado que a raíz de la crisis del coronavirus ha habido “una pausa en la tramitación” del suplicatorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.