El Partido Popular de Baleares ha pedido, a través de una iniciativa parlamentaria, que los ERTEs por causa de fuerza de mayor en el sector turístico y de servicios se prolonguen hasta final de año y, en todo caso, mientras dure el proceso de desescalada y existan restricciones que impidan a las empresas desarrollar su actividad con cierta normalidad.

Con la iniciativa, presentada por los diputados Salomé Cabrera y Antoni Costa, la formación popular ha reclamado “como mínimo el mismo trato que se concede a Canarias, donde el Gobierno de Sánchez se ha comprometido a garantizar la continuidad de los ERTEs a cambio del apoyo de Coalición Canaria a una nueva prórroga del estado de alarma”.

El presidente ‘popular’, Biel Company, ha pedido que “se prolonguen durante todo este año 2020, para garantizar la viabilidad de las empresas y salvar el mayor número posible de puestos de trabajo hasta que la actividad económica pueda regularizarse”. “Exigimos a la presidenta Armengol que deje de ir a remolque, pase a la acción y defienda los intereses de Baleares ante el Gobierno de Sánchez”, ha añadido.

Company ha asegurado que “hasta ahora, las peticiones de la presidenta Armengol ante Madrid no han tenido demasiado éxito”. “Todavía está pendiente la parte fiscal del REB desde hace más de un año, tampoco Sánchez ha atendido la petición del Govern balear de avanzar la desescalada de Menorca e Ibiza, y ahora este agravio comparativo con Canarias que no se puede admitir”, ha criticado.

FLEXIBILIZAR LA NORMATIVA DE LOS ERTE

En la iniciativa de los ‘populares’, también se ha instado al Gobierno central a “flexibilizar totalmente la normativa reguladora de los ERTEs por causa de fuerza mayor, posibilitando que las empresas puedan desafectar trabajadores del ERTE, volverlos a afectar si es necesario o aplicar reducciones de jornada”.

Asimismo, se ha solicitado a los ejecutivos central y autonómico que adopten otras medidas extraordinarias “con la finalidad de garantizar la suficiente flexibilidad interna y la viabilidad de las empresas”.

Entre estas medidas, el PP balear ha reclamado al Gobierno de Sánchez a bonificar las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores que se reincorporen a sus puestos de trabajo después de la reapertura de las actividades. Desde el PP se ha pedido que esas bonificaciones sean de un mínimo del 50% durante los tres primeros meses después de la reapertura y de al menos un 25% durante los seis meses siguientes.

Por otra parte, han solicitado implantar una tarifa plana de 60 euros durante 12 meses para los trabajadores por cuenta propia o autónomos que reanuden su actividad y hayan sufrido una reducción de ingresos de al menos el 50% durante el estado de alarma.

Company ha acusado a Armengol de no tener “un plan propio de desescalada y reactivación económica, que sí que tienen otras CCAA”. “Armengol parece resignada al precipicio, desbordada, sin ideas ni propuestas concretas y suficientes para rebelarse contra la situación”, ha sentenciado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.