Joaquín Sabina y Jimena Coronado rinden homenaje a los sanitarios y salen a aplaudir
JAVIER RAMÍREZ / EUROPA PRESS

Llevar el brazo en cabestrillo no es motivo para no homenajear a la labor de los sanitarios en esta crisis provocada por el COVID-19. Muestra de ello: Joaquín Sabina.

El cantante quiso cumplir un día más con la ya instaurada tradición en tiempos de confinamiento de salir a las ocho de la tarde para aplaudir, a pesar de encontrarse aun en pleno proceso de recuperación tras el accidente que sufrió el pasado 12 de febrero en el WiZink center, al ser deslumbrado por un foco y caerse del escenario durante el concierto que ofrecía junto a Joan Manuel Serrat.

Vestido con pantalón de cuadros y camiseta de rayas, combinación que parece haber instaurado como uniforme y ha hecho suya, Sabina aplaudió con una gran sonrisa y efusión desde su balcón, al que salió acompañado de su mujer, Jimena Coronado.

La pareja mantuvo una charla distendida durante la ovación y saludó a varios vecinos que también salieron a cumplir con esta tradición, ya instaurada en estos tiempos.

Pudimos ver que Joaquín Sabina, que fue dado de alta a finales de febrero tras ser operado de un hematoma intracraneal, se encuentra visiblemente más recuperado y con buen estado de ánimo a pesar del cabestrillo de su brazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.