El Euríbor experimenta un fuerte rebote y encarece las hipotecas

El Euríbor, el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, subió fuertemente en abril y se situó en el entorno del -0,108%, frente al -0,265% de marzo.

Este jueves, último día de abril, el Euríbor se ha colocado en el -0,118%, por lo que calculando la media con las otras jornadas hábiles del mes, se puede extraer que cerró el cuarto mes del año en torno al -0,108%, encadenando cuatro años y dos meses en negativo.

Esto supone que las hipotecas de 150.000 euros a 30 años con un diferencial de Euríbor +0,99% a las que les toque revisión experimentarán un encarecimiento de 63,48 euros en su cuota anual respecto al mismo mes del año pasado o, lo que es lo mismo, de 5,29 euros al mes.

Según el director de hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli, se podría estar ante un nuevo cambio de tendencia del indicador, ya que desde que se inició la crisis del coronavirus se ha ido acercando a cero progresivamente, aunque no termina de abandonar el terreno negativo.

“Estamos en un periodo de mucha incertidumbre, aunque es verdad que no nos encontramos ante un problema de liquidez como hemos podido observar en otras crisis como la de 2008”, ha explicado Colombelli.

El director de hipotecas de iAhorro confía en que si esta tendencia se mantiene, el Euríbor podría llegar a cero a medio plazo. “Lo que sí está claro es que el llegar a cero está cada vez más cerca, aunque es posible que haya que esperar a 2021”, ha precisado.

Asimismo, la decisión de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, de no bajar más los tipos e inyectar liquidez al sistema ha provocado la subida de este índice, que es muy sensible a todas las decisiones económicas que se toman desde este organismo.

Precisamente este jueves, el instituto emisor ha subrayado que está “plenamente preparado” para incrementar el tamaño de su programa de compra de activos contra la pandemia (PEPP), actualmente situado en 750.000 millones de euros, “cuánto sea necesario”, así como extenderlo en el tiempo lo que considere adecuado.

El comportamiento ascendente del Euríbor a lo largo de todo 2018 llevó a los analistas a pensar en que el indicador se acercaría a cero a finales de 2019 para volver en 2020 al terreno positivo. Sin embargo, tras alcanzar un -0,108% en febrero de 2019, su tendencia positiva se vio interrumpida, tocando un nuevo mínimo histórico del -0,356% el pasado agosto.

Desde entonces ha rebotado ligeramente, y encadenaba cinco meses de subidas cuando volvió a descender el pasado mes de febrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.