Varios detenidos en Mallorca por incumplir las restricciones del estado de alarma

Varios detenidos en Mallorca por incumplir las restricciones establecidas en el Decreto que regula el estado de alarma declarado ante la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Entre tales arrestos se encuentra el de un joven de 26 años por alarmar a los clientes que hacían cola a las puertas de un supermercado de Palma.

El vigilante del establecimiento avisó al 091 de que un hombre causaba molestias a los ciudadanos. Cuando la patrulla llegó al lugar, el joven había huido.

Los agentes de la Policía Nacional le persiguieron y lograron alcanzarle. El ciudadano se enfrentó a los funcionarios policiales sin respetar la distancia de seguridad. Se identificó con una identidad falsa y empezó a gritar alarmando al resto de clientes del supermercado.

Después intentó tocar a los agentes, por lo que procedieron a arrestarle por desobediencia.

Por su parte, la Policía Local de Palma también detuvo ayer por la tarde a un joven de 21 años a quien sorprendieron por el centro de la ciudad circulando en bicicleta. El ciudadano alegó que iba a comprar tabaco. Sin embargo, los agentes comprobaron que vivía en la zona de Pere Garau, a varios kilómetros de allí.

Cuando le propusieron para sancionarle, el joven reaccionó con enfado, insultando a los policías. Tras tratar de grabarles con el teléfono móvil, se abalanzó sobre uno de ellos, que tuvo que apartarse. Al final, acabó detenido por desobediencia y atentado.

Mientras tanto, la Guardia Civil arrestó ayer por la tarde a una persona de 59 años que practicaba deporte en una calle próxima a la urbanización de El Toro, en Calvià. El día anterior, esta misma persona ya había sido advertida de que la práctica deportiva en la vía pública estaba prohibida. Se le propuso para sanción en dos ocasiones, una por la mañana y otra por la noche.

Tras volver a llamarle la atención ayer a primera hora de la tarde, desobedeció de nuevo a los agentes, quienes le detuvieron por desobediencia y resistencia grave a agente de la autoridad.

Por otro lado, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las policías locales del archipiélago, continúan con los controles en las carreteras del archipiélago. Los agentes activaron ayer cerca de 300 dispositivos de vigilancia e identificaron a más de 4.500 personas y más de 4.000 vehículos. La gran mayoría de conductores demostró su solidaridad y compromiso social.

Por su parte, la undécima jornada de restricciones se está desarrollando hoy sin incidencias significativas en Baleares. La mayor parte de la población está demostrando su respeto a las medidas acordadas para contener la pandemia del coronavirus, salvo casos excepcionales.

La Delegación del Gobierno ha reiterado su agradecimiento a la colaboración de toda la ciudadanía en el respeto y cumplimiento de las restricciones decretadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.