Una joven ingresada en Son Espases con coronavirus:

Baleares suma este lunes un total de 400 casos positivos por coronavirus. Crónica Balear ha entrevistado a una joven de 24 años ingresada por coronavirus en el Hospital Son Espases.

Se llama Micaela Solé. Tiene 24 años y nunca había tenido ninguna patología. Desde la semana pasada, comenzó a tener dolor de cabeza, de garganta y mucha tos. Varios días después, comenzaron los problemas respiratorios.

Su padre decidió llevarla al PAC. Allí los sanitarios no querían hacerle las pruebas. Micaela lo recuerda así: “decían que yo era joven y como no había viajado a ninguna zona de riesgo, solo necesitaba parecetamol, ibuprofeno y cuarentena“. Finalmente, le atendió un médico, que pidió una ambulancia para trasladarla a Son Espases.

Las ambulancias estaban colapsadas, así que su padre decidió llevarla hasta Son Espases por sus propios medios, es decir, en su coche. Una vez allí, la llamaron enseguida, le tomaron la temperatura y vieron que tenía fiebre. “Me mandaron a una doctora, me hicieron una placa y vieron que los pulmones no estaban bien”, explica durante la entrevista, llevada a cabo telefónicamente.

Más tarde, le comunicaron que la dejaban ingresada y que le harían una analítica así como la prueba del COVID-19. Le realizaron la prueba esa misma noche, consistente en analizar la saliva. Por la tarde del día siguiente, le dieron los resultados del test, que confirmaron que estaba infectada por coronavirus.

“Me gustaría mostrar mi agradecimiento al personal de Son Espases que se desvive en estos momentos”, explica emocionada. Micaela cuenta que en el hospital está recibiendo un trato “fenomenal” y que están pendientes de ella en todo momento, como de los demás pacientes.

Ahora Micaela está sometida a un tratamiento para que mejoren sus pulmones. “El simple gesto de hablar hace que me canse y me agote“, confiesa Micaela.

Micaela vive con sus padres y con su hermana. “Por suerte, no tienen ningún síntoma, aunque no les han hecho la prueba y tampoco les dejan salir”, explica. Su familia está confinada en casa, sin poder salir, ni siquiera para tareas de fuerza mayor, según afirma. Tampoco cuenta con ningún tipo de ayuda para suministrarles alimentos o bienes de primera necesidad.

Su hermana ha publicado en Facebook diferentes quejas ante el trato recibido en el centro de salud de su municipio. También pide ayuda para poder sobrellevar la cuarentena.

5 Comentarios

  1. Sanidad se niega a hacer pruebas a la población, se niega a hacer pruebas a los enfermeros. Sólo las hacen a hospitalizados, a médicos y a jefes de servicio. Están ocultando las cifras. Preguntas a cualquier enfermero que conozcáis y os lo confirmará.

  2. Sí, y sin lugar a dudas, tenemos a los mejores profesionales sanitarios del mundo en nuestra isla, de momento. Como si el requisito imprescindible para ejercer la medicina es que sepas catalán, con eso estamos “salvados” los insulares, ojalá ése requisito que se le ocurrió a algún “iluminado” de esos, políticos que tenemos en el poder, recule, y que aprenda la lección en una pandemia a nivel mundial, como la que estamos viviendo cada día en nuestras carnes, y una asistencia médica de primera necesidad a nivel internacional como nunca hemos recordado, huelga decir que ni la peor de las pandemias, ni enfermedades, ni plagas, ni guerras bacteriológicas que hayamos vivido o nos quede por vivir, entiende de raza, lengua o religión, lo que prima es el valor humano del profesional ante una situación tan catastrófica, sin tener en cuenta tu lengua, tu religión o el color de tu piel, sino el trabajo del profesional sanitario que te atiende sea de donde sea. Más recursos y menos recortes donde más se necesitan.

  3. De que pueblo son…o como ponerse en contacto con la familia para que reciban ayuda a domicilio. Por lo menos la comida o lo que necesiten si no pueden salir?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.