Seis de cada diez multas en Baleares en 2019 fueron por exceso de velocidad

Casi seis de cada diez multas de tráfico a los conductores de Baleares en 2019 (el 59,9 % del total) fueron por exceso de velocidad, con 95.667 sanciones, cifra que supone un descenso del 28,8 % respecto a las impuestas el año anterior por conducir por encima del límite permitido.

La Dirección General de Tráfico formuló el pasado año 159.561 multas en las carreteras de Baleares, un 18 % menos que el año anterior, según un informe elaborado por la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Las multas que más han aumentado son por usar el móvil (un 29 %) y por no usar cinturón de seguridad (un 20,4 %)

La segunda infracción que motivó más sanciones en las islas en 2019 fue conducir un vehículo que no había pasado la ITV obligatoria, con 19.143 multas, el 6,4 % menos que el año anterior.

La DGT impuso también 6.703 multas por no utilizar el cinturón de seguridad, la tercera infracción más frecuente, que aumentó un 20,4 % en Baleares; y 5.649 por carecer del seguro obligatorio, una infracción de descendió un 19,2 %.

Las multas por consumo de alcohol o drogas fueron 5.916, un 0,9 % menos que en 2018; por no respetar las señales hubo 4.473 multas, un 28,9 % más; y por uso indebido de móviles y otros dispositivos 5.487, un 29 % más que el año anterior.

La DGT formuló el pasado año 4.505.867 denuncias en las carreteras españolas de su competencia, casi un 9,4 % más.

El exceso de velocidad presente en 2 de cada 3 denuncias, con 2.933.244 denuncias; al que siguen en el ranking no haber pasado la ITV (507.851); carecer de seguro (131.504); no utilizar el cinturón de seguridad o SRI (121.206) y conducir con presencia de alcohol o drogas (112.365).

Las que más subieron respecto del mismo periodo del año anterior fueron las referidas a la utilización inadecuada de carriles (25,1 %); no respetar la distancia de seguridad (17,8 %); no utilizar el cinturón de seguridad o SRI (13,1 %); excesos de velocidad (13,3 %) y la indebida colocación de la carga (12,7 %).

Bajaron las relativas a la conducción con presencia de alcohol y drogas (-9,8 %); conducir con el carnet caducado (-18,2 %) y circular sin seguro (-2,1 %). También el informe de AEA llama la atención sobre la importante disminución de denuncias a centros de reconocimiento médico (-54,1 %).

Por comunidades autónomas, el informe de AEA destaca que si bien en Andalucía se formularon el mayor número de denuncias (1.053.989), fue en Madrid donde se detectó el mayor número de infracciones en función de la extensión de su red de carreteras (175 denuncias por kilómetro), y en Castilla-La Mancha, en función de su parque de vehículos (0,27 denuncias por vehículo).

Por el contrario, en Ceuta y Melilla fue donde se contabilizaron menos denuncias, tanto en números absolutos (10.900 denuncias), como en función del parque de vehículos (0,08 denuncias por vehículo). Aragón fue la comunidad con menos denuncias por kilómetro de carretera (11,4).

Por tipo de infracción, el estudio de AEA advierte que de las diez infracciones más frecuentes solo dos han experimentado disminuciones significativas en la práctica totalidad del territorio nacional: conducir con el permiso caducado y conducir con presencia de alcohol y drogas.

Denuncian el “preocupante” incremento de las denuncias por no llevar el cinturón de seguridad y por conducir sin permiso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.