Las temperaturas alcanzarán los 24 grados a mitad de semana en Mallorca

La presencia de una masa de aire cálido asociada a altas presiones y la ausencia de viento y de nubosidad propiciarán desde este martes una notable subida de la temperatura que afectará también a Baleares, donde se esperan máximas de hasta 24 grados en el interior de Mallorca.

Según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en varias zonas de España se alcanzarán valores “excepcionalmente altos” para la época del año, con hasta 34 grados en Andalucía y 28 en el centro peninsular.

Este episodio alcanzará su punto álgido el miércoles y se podría prolongar hasta el jueves, con valores claramente más elevados de lo normal en gran parte del país, superiores a los 26-28 grados en el centro peninsular, hasta 30-34 en el valle del Guadalquivir y superiores a los 24 grados en la Meseta norte o valle del Ebro.

En cuanto a los archipiélagos, hará también más calor del habitual en Canarias, donde se superarán los 26-30 grados en las islas más orientales y los 23-27 en el resto, mientras que en el interior de Mallorca los termómetros marcarán 24 grados.

El jueves 12, los valores podrían ser incluso más elevados en Baleares y valle del Ebro y comenzarán a descender en el suroeste y norte peninsular, aunque aún serán claramente superiores a los habituales para finales de invierno.

Se trata de un tiempo “casi veraniego”, ha explicado Rubén del Campo, portavoz de la Aemet, con “una subida acusada hasta 10-12 grados con respecto a hoy en algunas zonas y más de 10 grados de media por encima de los valores propios de la época”.

Como datos destacables, Sevilla rozará el miércoles los 32-33 grados, Murcia los 31, Teruel estará en torno a 26, Ciudad Real a 27-28 y en el norte, Burgos llegará a anotar 22 grados y a orillas del Cantábrico en torno a 18, mientras que la calima en Canarias propiciará valores de hasta 26-28 grados en las costas.

El portavoz ha subrayado que no se espera un descenso apreciable de las temperaturas hasta el viernes 13, en virtud de la probable llegada de un frente frío poco activo que rozará el norte peninsular y normalizará los valores térmicos durante el fin de semana.

“La estabilidad atmosférica por el dominio de las altas presiones y el hecho de que los días sean más largos hacen que la temperatura suba bastante”, ha subrayado el portavoz, aunque ha matizado que los valores nocturnos “aún son los normales para un mes de marzo”.

Todo ello, combinado con la llegada de una masa de aire subtropical marítima “que hace que los termómetros se disparen en pleno invierno” y con el índice de oscilación ártica “muy positivo”, induce este tipo de tiempo en el sur de Europa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.