El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ha anunciado este miércoles a última hora el cierre de todos los comercios excepto farmacias y supermercados como nueva medida de contención del brote de coronavirus, que ha dejado ya 820 muertos y más de 12.500 casos en el país.

“He hecho un pacto con mi conciencia: en primer lugar está la salud de los italianos. Hace unos días les pedí un cambio en su forma de vida, les pedí que se quedaran en casa. Ahora es momento de ir más lejos”, ha aseverado el mandatario en una rueda de prensa.

Así, ha pedido la suspensión de “todas las actividades comerciales salvo las de aquellas tiendas que estén vinculadas con las necesidades más básicas y las farmacias”, una medida que estará vigente hasta el próximo 25 de marzo.

“Cerramos los bares, los restaurantes, los hoteles, los pubs y las peluquerías”, ha afirmado Conte, que ha confirmado, sin embargo, que las fábricas seguirán con sus actividades siempre y cuando “puedan garantizar la seguridad de sus trabajadores”.

La decisión ha sido tomada después de que la región de Lombardía, la más afectada por el virus, solicitara al Gobierno el cierre de comercios no esenciales, restaurantes y hoteles. En esta misma línea se había pronunciado a su vez el presidente de Véneto, Luca Zaia, que también había pedido medidas más estrictas.

EL TRANSPORTE PÚBLICO SEGUIRÁ FUNCIONANDO

Conte ha aprovechado la ocasión para confirmar que el “servicio de transporte público estará garantizado”, así como los servicios postal y bancario, según ha informado el diario local ‘Il Corriere della Sera’.

“Las actividades del sector de la agricultura continuarán y la madre de todas las normas sigue siendo la misma: hay que limitar los desplazamientos”, ha afirmado antes de subrayar que Italia “verá el efecto de estos grandes esfuerzos en unas semanas”.

El mandatario, que ha alertado de que “los cambios podrían tardar en notarse”, ha señalado que nombrará en breve a un “comisario especial que se encargará de revisar la producción de los bienes que hagan falta”.

Está previsto que este comisario se coordine con el director del Departamento de Protección Civil de Italia, Angelo Borrelli, al que Conte ha dicho “agradecer todo su trabajo”.

“Si todos respetamos las normas establecidas saldremos rápido de esta emergencia. El país necesita que todos nosotros seamos responsables. Somos parte de la misma comunidad: todo el mundo se beneficia de los sacrificios del otro”, ha expresado antes de concretar: “Mantengámonos alejados hoy para poder abrazarnos mañana”.

AÚN HAY MÁS DE 10.700 CONTAGIADOS EN TODO EL PAÍS

Según el último balance de las autoridades, en total hay 10.790 contagiados en el país, de los que más de 5.800 se encuentran hospitalizados y algo más de 1.000 están internados en cuidados intensivos. En lo que se refiere a los pacientes que han superado el virus, ascienden a 1.045, ha indicado.

En Lombardía se han contabilizado más de 7.200 de los casos y 627 de las muertes, mientras que en Emilia Romaña hay 1.700 casos y en Véneto algo más de 1.000.

Conte ya había dicho el martes que el Gobierno no excluía la posibilidad de adoptar “medidas más restrictivas” para contener la propagación del coronavirus en Italia, que es actualmente el segundo país más afectado por detrás de China.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.