Fernando Sanz y el dolor de todas las cosas que no le dijo a su padre Lorenzo
ep

Lorenzo Sanz fallecía el pasado 21 de marzo con coronavirus y se unía a la triste lista de fallecidos a causa del coronavirus COVID-19. El que fuera Presidente del Real Madrid se encontraba en estado grave desde que ingresó el pasado 17 de marzo en la Fundación Jiménez Díaz tras seis días en casa con fiebre.

Su hijo Fernando Sanz entraba en el programa de ‘El transistor’ de José Ramón de la Morena para hablar de como han vivido estos duros momentos.

Lo más representativo del que también ha sido jugador del Real Madrid, era su humildad y el poner a su padre Lorenzo Sanz a la altura del resto de fallecidos anónimos y a su familia, como una familia más de las miles de familias que están viviendo una situación parecida: “Esto no es el caso de Lorenzo Sanz es el caso de todas las personas que están falleciendo como él, de una forma tan devastadora”.

ASÍ SE ENTERÓ FERNANDO SANZ DE LA MUERTE DE SU PADRE LORENZO

Tras recibir la llamada más angustiosa con la noticia del fallecimiento Fernando Sanz lloró la pérdida de su padre en el seno de su hogar: “No pude ir a ningún sitio, y rompo a llorar con mi mujer y mis hijos y sobre todo la preocupación de saber cómo estar a mi madre”.

“Hoy es el día más triste de mi vida. Nos ha dejado una gran padre y un gran abuelo”, escribía en homenaje a su padre el día de su muerte.

“Es muy frío no poder ver a tu padre ni poder abrazar a tu madre. Rompí a llorar con mi mujer y mis hijos”, explicaba con profundo dolor Fernando Sanz.

Y es que, debido a su trabajo, Fernando Sanz llevaba sin ver a su familia desde Navidad: “Las navidades que tuvimos la fortuna de estar con él”. Sus viajes y sus quehaceres le hacen no estar en Madrid.

FERNANDO SANZ: “TODO EL MUNDO PENSARÁ QUE SUS PADRES ERAN FIGURAS ÚNICAS”

Confiesa que se le han quedado muchas cosas por decirle a su padre y que le consuela ver todo el cariño que le tenía la gente a su padre: “Hace que este duelo se lleve algo mejor. Mi padre era una persona única”.

“Mis hijos están impresionados de todo lo que están viendo de su abuelo”, se rompe en directo y continua: “Tanto dolor… te reconforta el calor de la gente. Se sobrelleva el duelo tan profundo que tenemos. Todo el mundo pensará eso de sus padres, que eran unas figuras únicas”.

Fernando Sanz ha recordado como su padre empezó de la nada: “Fue una persona que se hizo a sí mismo”… Y como muchos otros conocidos de la época: “Era una generación que salieron de la nada. Como Jesús Gil, se va a una época muy especial, con una personalidad arrolladora”.

FERNANDO SANZ: “ME HAN QUEDADO MUCHAS COSAS POR DECIRLE A MI PADRE”

A pesar de como se han desarrollado los hechos Fernando Sanz sabe que hay muchas cosas que no ha podido hablar con su padre Lorenzo: “Se me han quedado muchas cosas por decirle a mi padre… siempre. Aunque hubiera sido ayer, se me habría quedado alguna cosa por decirle”.

LORENZO SANZ, FERNANDO SANZ Y EL CAPÍTULO CON FABIO CAPELLO

Y es que Lorenzo Sanz era una gran persona en palabras de su hijo que todo lo hacía por: “Sí, por mí y por todos mis hermanos, por su familia, por sus nietos, por todo el mundo”. Y es que aquí había que tocar el capítulo de discrepancias con el entrenador por aquel momento, el italiano Fabio Capello y como su padre luchó el que jugara.

Con una gran educación y no dejando mal a nadie explicaba: “He tenido roces con Fabio, que nunca he contado”.

“Todos los padres quieren que sus hijos jueguen… Fabio Capello, creo que se equivocó en aquellas declaraciones porque mi padre le tenía mucho cariño y él mucho cariño a mi padre, ambos tenían temperamento”.

Dejando claro lo mucho que se apreciaban el técnico italiano y su madre y el respeto y cariño que se profesaban también ha tenido un gran recuerdo para todos sus compañeros de aquella época que han estado con él, aunque sea virtualmente, a su lado y que tanto ha agradecido: “Me quedo con todos mis compañeros de todas las plantillas de cuando jugaba me han llamado”.

Lo que más le ha dolido a Fernando ha sido el: “No poder abrazar ni consolar a mi madre. Cada uno en un sitio con el desgarro de no haberle podido ver en unos días y poder abrazarle”, pero con la responsabilidad de saber lo que conlleva y lo que supone el COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.