frontera Grecia, frontera con Turquía
EFE

El relator de Naciones Unidas para los derechos humanos de los migrantes, Felipe González Morales, pidió este lunes a Grecia que tome medidas inmediatas para acabar con la violencia contra migrantes y solicitantes de asilo en la frontera con Turquía.

González se mostró “muy preocupado” por las presiones a esos migrantes y solicitantes para que retornen a territorio turco, “violando la prohibición de expulsiones colectivas y el principio de no devolución”, destacó en un comunicado.

El relator dijo haber recibido informaciones sobre asaltos y uso de violencia contra solicitantes de asilo por parte de agentes de seguridad griegos y hombres armados no identificados con el fin de que regresaran al lado turco de la frontera.

Muchos fueron detenidos, desnudados, sus bienes fueron confiscados y finalmente fueron devueltos a Turquía, con un uso excesivo de la fuerza que ha causado varios y heridos y la muerte de al menos un solicitante de asilo sirio, denunció en el comunicado.

González también mostró su preocupación hacia el incremento de la hostilidad y la violencia contra trabajadores humanitarios, defensores de derechos humanos y periodistas que trabajan en la zona fronteriza y en el mar Egeo.

“Grecia tiene la responsabilidad de garantizar que los migrantes y aquellos que les ayudan son protegidos de amenazas y ataques”, aseguró el relator chileno.

Grecia suspendió la aceptación de solicitudes de asilo para personas que crucen irregularmente la frontera el pasado 1 de marzo, una decisión que, según el experto de Naciones Unidas, debe ser cancelada “inmediatamente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.