Una plataforma de profesores acusa al Govern de imponer
EP

La plataforma de profesores Profesores Libres de Ingeniería Social (PLIS, educación por favor), ha acusado este domingo al Govern de imponer “con despotismo” y por decreto “la forma correcta de hablar catalán”. Aseguran que con normas gramaticales para la administración que “expulsan las modalidades baleares” y de hacerlo por “un interés político nacionalista“.

Según un comunicado de la entidad, tras el decreto de diciembre de 2019 sobre el uso de las lenguas oficiales en la administración de la comunidad autónoma de Baleares, que obliga a que los textos de la Administración se ajusten a la tradición de la lengua formal, se plasmaron los criterios en el “Llibre d’estil del Govern de les Illes Balears, 2a edició” y decidió “prescribir” su aplicación “a todos los órganos y unidades administrativas de la Comunidad Autónoma y de las entidades que dependen de ella”.

Critican que el libro de estilo “no se limita a recomendar normas generales de redacción, claridad y seguridad jurídica, y a presentar unos modelos de documentos. Se marca como objetivo ‘transcender el idiolecto de los trabajadores de la Comunidad Autónoma’ y marcar las normas gramaticales y léxicas a aplicar del “català de les Illes Balears”.

El libro “condena al mallorquín, menorquín e ibicenco a la subordinación”

Aseguran que el libro “condena al mallorquín, menorquín e ibicenco a la subordinación y a la desculturización, llegando a prescribir, por ejemplo, que no debe utilizarse nunca las formas no reforzadas del pronombre débil balear o el artículo ‘salat’, excepto en topónimos”.

Según PLIS, el resultado es que “las modalidades baleares están prohibidas por ley en el lenguaje administrativo” de forma que “ningún funcionario puede apartarse del modelo ortopédico impuesto”, algo que atribuye a “un gran complejo de inferioridad que quiere a toda costa desterrar la forma de hablar de Baleares en aras de un imaginario nacionalista único catalán”.

La plataforma de profesores asegura que una cosa es que el Govern recomiende seguir las normas de organismos como la RAE o el IEC, en el caso del catalán. Pero, “otra cosa muy distinta es obligar por ley a no utilizar por ejemplo, el artículo ‘salat’ o los pronombres ‘me’, ‘te’ y ‘se’”.

Critican que los diputados en el Parlament “no solo salan sino que también despliegan todo el abanico de modismos baleares”. Sin embargo, en los diarios de sesiones “traducen sistemáticamente la forma de hablar de los diputados”, al igual que en las actas de toda reunión, comisión, comité o consejo administrativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.